| 02 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Paz Padilla estrenó su obra de teatro con el público rendido a sus pies.
Paz Padilla estrenó su obra de teatro con el público rendido a sus pies.

Lo que nadie vio la noche del estreno de Paz Padilla: entre bambalinas

Nadie ha sido indiferente a la historia. La presentadora, actriz y cómica ha roto de emoción al público de Madrid. Ha demostrado que no solo puede hacer reír. Pero detrás había mucho más.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

En 13 ocasiones Paz Padilla ha tenido que parar su estreno de teatro de Madrid porque el público ha roto en aplausos. Sin parar. El público le ha devuelto con la misma moneda con que la gaditana se ha entregado en su escenario del Teatro EDP Gran Vía con su tablas cómicas y hoy y por primera vez con sus dotes dramáticos. Nadie ha sido indiferente a la historia. Ha roto de emoción al público de Madrid.

Una historia conocida porque Paz se ha encargado de contarla en este último año. Su vida, su amor, su alegría, su tristeza y la muerte de la persona que más amó a lo largo de sus años. Y que quizás nunca pueda amar a nadie de la misma manera. Diferente. No igual. Antonio Juan ha sido su marido y hoy El humor de mi vida, un libro hecho texto dramático, se ha estrenado en Madrid con el arropo de amigos, compañeros, familia. Paz Padilla no estaba sola. Mari Paz está muy bien arropada.

 
No es una tragedia. Es un melodrama muy bien contado. Padilla no deja que salte la lágrima. Consigue romper en el momento dramático preciso con alguna de sus cosas que hace pasar del agua del salto de los ojos a la carcajada que rompe en aplauso. Hoy Paz ha demostrado que no es tan sólo una cómica que nace en un programa de televisión. Es algo. Mucho más. Es una gran actriz dramática.



Sus silencios eran intensos. Su manera de contar la historia cuando tiene que recibir la noticia del tumor cerebral de su marido recuerda a la desparecida y grandiosa María Jesús Valdés en el texto El Cerco de Leningrado. Paz lo ha demostrado. Padilla lo ha conseguido. El teatro hasta la bandera. El público entregado. Minutos largos de aplauso al finalizar. También es profeta en la parte no cómica.

Cuenta la historia de su vida. A la guitarra Juan Fernández de Valderrama, el tercero del grupo musical Materia Prima. Hoy Paz Padilla ha sido tan generosa como siempre. Y lo ha hecho en silencio. Sin aspavientos.

El compañero de Paz Padilla en el escenario atraviesa un momento muy duro de su vida

Para su compañero de escenario, Juan de Materia Prima, esta noche no era fácil. Su padre se encuentra luchando por la vida en Sevilla. Sus hermanos Mónica y Pedro no han podido estar en el estreno de Madrid. Físicamente. Están muy pendientes de lo que pasa en Madrid. Están en Sevilla preparando el viaje de la persona que más los quiere. La vida.

Lo que nadie vio la noche del estreno de Paz Padilla: entre bambalinas from ESdiarioTV on Vimeo.



Juan ha mantenido el tipo. Cuando al guitarrista y la voz le tocaba su turno, Paz Padilla lo miraba, le guiñaba el ojo. Le mandaba las fuerzas que le flaqueaban. Paz ha estado muy pendiente de su amigo. Desde la esquina del teatro, controlaba a Juan para que se sintiese más agarrado que nunca. Al finalizar la función, Ana la hija de Paz le entregaba las flores a su madre. Y las dos hijas de Juan lo hacían con su padre. Los ojos humedecían.

Juan ha recibido el apoyo desde Madrid con su amiga Paz (y es lo que nadie ha visto) y desde Sevilla de sus hermanos Mónica y Pedro (los Materia Prima). La Paz grande cuando se ve y cuando no. Padilla dice de los hermanos Materia Prima que están tan unidos que son un cuerpo con tres cabezas.