| 09 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Casillas y Carbonero, crónica de una separación anunciada hace mucho tiempo.
Casillas y Carbonero, crónica de una separación anunciada hace mucho tiempo.

Iker Casillas y Sara Carbonero confirman lo que todos sabían y ellos negaban

Meses de rumores e informaciones encontradas en las que la revista Hola aseguraba que seguían juntos y los demas medios inistían en que no culminan con el famoso comunicado conjunto de ambos

| I. D. Chismógrafo

Meses. Meses de especulaciones y en las que en los mentideros off the record se daba por supuesto que llevaban separados bastante tiempo. De ahí el piso de Rosales que se compró Iker Casillas en solitario. De ahí la venta del coche que él le regaló a Sara Carbonero y de la que informó en exclusiva este diario.

Y este viernes sobre las nueve de la noche ambos lanzaron un comunciado en Instagram, idéntico, confirmando lo que era un secreto a voces: están separados y siguen sus vidas por separado pero con mucho amor y respeto por sus hijos.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas)

Sin embargo, ellos se empeñaban en negarlo y en mantener el tipo de cara a la galería. Cuando arreciaban los rumores medios afines como la revista Hola salían al rescate y aseguraban que seguían juntos.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas)

La cosa se fue de madre este miércoles cuando Lecturas volvió a la carga con más fuerza que nunca. Asegurando que habían roto y que ya lo sabían todos los suyos. Hola volvió a negarlo pero ya Sálvame recogió el testigo y Kiko Matamoros habló de audios de Casillas confirmándolo y de informaciones que de salir a la luz no le dejarían bien. Después la tración ocultada a golpe de notario que de nuevo volvería a dejar al exfutbolista peor que a la periodista y que a ella le habría abierto los ojos y le habría provocado un gran desengaño.

Sea como fuere, como buena periodista que es, Sara ha escogido la última hora del viernes para soltar la bomba, consciente de que, dentro de lo malo, tendría menos repercusión. No obstante, tiene pinta de que esto no ha hecho nada más que empezar y de que ahora empezará a salir todo lo que hasta ahora se había intentado ocultar.