| 18 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Jorge Javier Vázquez, en una imagen de sus vacaciones
Jorge Javier Vázquez, en una imagen de sus vacaciones

Jorge Javier llora su fracaso en el amor tras sufrir un duro desengaño en Corfú

Tan desinhibido como siempre, el presentador estrella de Telecinco ha lamentado su mal momento en el terreno amoroso después de padecer un doloroso desplante en sus lujosas vacaciones.

| Redacción Chismógrafo

Nunca se ha cortado Jorge Javier Vázquez en hablar de su vida íntima. Ni le asusta el alud de críticas que ha cosechado tras su demoledor diatriba de esta semana contra el supuesto incremento de la homofobia en Madrid. Más bien parece a animarle a seguir haciendo confesiones del estado de su corazón. Como así ha hecho el presentador estrella de Telecinco en una de sus últimas entradas de su blog, hablando abiertamente de su desastrosa racha amorosa a raíz de un ligue que le salió rana en sus lujosas vacaciones en las islas griegas.

Con muchas ganas llegó a Corfú, cuenta el presentador en su bitácora de la revista Lecturas. Y echando toda la carne al asador. “Me bajo todas las aplicaciones que conozco –ya tengo cuatro–, me hago de pago de cada una de ellas porque parece que así tienes más posibilidades y me pongo a pescar”.

La cosa empezó pintando muy bien: “Ligo con un muchacho del hotel de veinticuatro años que tiene pareja. Monísimo. Tonteamos por la aplicación con el novio a su lado. Le digo de encontrarnos en el agua y como dos amantes furtivos mantenemos en el mar una conversación a una distancia considerable para que no se dé cuenta su pareja. Luego quedamos en vernos en la piscina”.

 

Hubo segundo encuentro, pero todo se vino abajo: “El muchacho me marea lo más grande y al final me dice que sería muy peligroso que nos viéramos porque iría contra las reglas que tiene establecidas con su pareja. Que es abierta, sí, pero con matices. El hecho es que una noche me abro otra aplicación y aparece la pareja buscando un tercero. ¿Te puedes creer que sentí como si una daga atravesara lentamente mi corazón?”.

Sin perder el sentido del humor, Jorge Javier lamenta el fracaso de su vida amorosa y pide una oportunidad: “Lo que es la vida: estoy impresionante y ligo menos que nunca. Lo entiendo. Me ven como un objeto inalcanzable y prefieren ir a por otros productos que consideran más asequibles. Más accesibles. Pues desde aquí os digo que no os fiéis de las apariencias. Porque tengo el cuerpo de un efebo, pero el incandescente deseo de un viejo verde, así que apiadaos de mí y echadme un poco más en cuenta”.