| 27 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Josep Ferré se metió en la piel de Pipi Estrada y provocó la risa de Terelu Campos.
Josep Ferré se metió en la piel de Pipi Estrada y provocó la risa de Terelu Campos.

Aunque dijo que no lo haría Terelu coincide con Pipi Estrada en plató y se parte

Donde dije, digo, digo Diego y cuando Campos aseguró que no se tomaría ni un café con su expareja seguro que no sabía lo que le tenía reservada la cadena donde trabajan ahora los dos.

| Redacción Chismógrafo

No hace ni un mes que ante el mediático regreso de Pipi Estrada a Telecinco (tras 10 años fuera de Mediaset), Terelu Campos dejó claro que no coincidiría con él "ni en un plató ni tomando un café".

Las palabras se las lleva el viento y ese día llegó este mismo viernes en el que Terelu y "Pipi Estrada" compartieron programa en Sálvame. Bueno, no exactamente, porque en realidad era el clon del periodista deportivo.

El imitador Josep Ferré se metió en su piel para provocar la risa de todos los presentes, incluida la propia Terelu y Carmen Borrego, que no pudieron contener las carcajadas al ver de nuevo a Pipi en el programa.

El doble de Pipi Estrada hizo pasar un rato divertido a Terelu Campos y Carmen Borrego

"Por cierto, si a una boda vas y quieres dar el pego, haz enfadar a la Borrego", decía el falso Estrada al volver de una de las publicidades y calcando los gestos del colaborador. Terelu Campos no pudo evitar partirse de la risa con los comentarios del imitador.

"Vosotros no creéis que yo ya he tenido bastante esta semana como para tener ahora este tío al lado, a mí no me apetece estar al lado de este señor", se quejaba Carmen Borrego entre bromas y veras convirtiéndose en el centro de las mofas del imitador.

"Carmencita, si tú has estado enamorada de mí… cuando yo estaba con Terelu, muchas veces íbamos en avión y me decías: ¿vamos al lavabo?", le decía Pipi Estrada mientras se escuchaban las carcajadas de los compañeros.