| 17 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Las palabras utilizadas por la Infanta Cristina no son gratuitas.
Las palabras utilizadas por la Infanta Cristina no son gratuitas.

El inminente divorcio de la Infanta Cristina: la letra pequeña del comunicado

El comunicado oficial de los exduques de Palma es sencillo, directo y sin ambages. La ruptura y la unión con sus hijos. Pero hay más. La clave de todo está en la palabra "interrupción".

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

Un comunicado de los exduques de Palma confirmaba lo que ya estaba más que corroborado desde el pasado miércoles con la portada de la revista Lecturas. El comunicado es sencillo, directo y sin ambages. La ruptura y la unión con sus hijos. Hay más. La clave de todo es la palabra "interrupción" que puede generar dudas para los no entendidos en Derecho Civil y más concretamente en Derecho de Familia. Lo que evoca la palabra "interrupción" es lo contrario a lo que realmente es.

"Interrupción" no es "cese temporal de la convivencia", la fórmula que utilizó la Infanta Elena para la ruptura de su matrimonio con Jaime de Marichalar. En el caso de la hija mayor del Rey Juan Carlos, el cese supuso un separación legal a partir de 2007 y luego llegaría el divorcio dos años después. Durante dos años no hay divorcio. Si los Duques de Lugo hubiesen decidido volver a reanudar su relación entre 2007 y 2009 no tendrían que haber vuelto a casarse puesto que no estaban divorciados. La separación legal tan sólo requiere dar fe notarial para una nueva oportunidad a la vida anterior.

La fórmula que ha utilizado la Infanta Cristina no es casual ni accidental

Interrupción es diferente. Interrumpir en Derecho Civil es volver al principio en el cómputo. Esto quiere decir que se vuelve al origen antes de la existencia de estos años de convivencia. También quiere decir que se parte de cero. Y para esto el proceso es el divorcio directamente. No es necesario pasar por la segunda fase de separación legal.

Los tres pasos son separación física, separación legal y divorcio. Importante es el énfasis con el que se remarca el tema de los hijos cuando se habla de "mantener intacto el compromiso con los hijos". Se hace noticioso lo que tendría que ser habitual. El comunicado está redactado por el despacho de la Infanta y está muy estudiada cada palabra utilizada. La palabra interrupción no es gratuita. Tiene toda la intención. Ha evitado la fórmula de divorcio.

Divorcio express al asegurar que es "de mutuo acuerdo". Tras 24 años de relación y cuatro hijos en común, la Infanta Cristina y el exjugador de Balonmano Iñaki Urdangarin ponen punto y final a su relación y en primavera pueden ser libres para volver a contraer matrimonio. Uno parece que tiene más puertas abiertas, según lo visto.