| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ni los hijos de Manolo Santana, ni su primera mujer parecen tener buena opinión de su viuda, Claudia.
Ni los hijos de Manolo Santana, ni su primera mujer parecen tener buena opinión de su viuda, Claudia.

La primera mujer de Manolo Santana rompe su silencio tras la muerte del tenista

Fernanda Dopeso ha hablado con ESdiario alabando la figura de su exmarido y de Mila Ximénez, pero advirtiendo de que con la viuda del tenista se presentan tiempos difíciles y problemáticos.

| Kike Calleja Chismógrafo

 

 

La muerte de Manolo Santana ha dejado claro que, a pesar de la nula relación que el extenista tenía con sus cinco hijos, la unión entre todos ellos nunca se ha roto. Cuatro de sus cinco hijos estuvieron en su último adiós en la pista central de la Caja Mágica dónde se vivieron momentos emocionantes.

En éste lugar se juega el Torneo de tenis de Madrid del que Manolo Santana era el Presidente honorífico y cuya pista pisó el pasado mes de septiembre, por última vez. En su despedida tampoco faltaron su viuda, algunos compañeros de profesión, amigos, políticos, ni la bandera del Real Madrid, el equipo del que era muy aficionado.

Pero, ¿cómo ha vivido la noticia del fallecimiento su primera mujer, Fernanda Dopeso? "Mi hijo mayor me dio la noticia de su muerte y fue una mezcla de sentimientos para mí. Yo ya estaba alejada de todo pero moría el padre de mis hijos y una persona con la que compartí momentos estupendos. Me gustó la postura de mis hijos con la situación que estaban viviendo antes de morir el padre. Fueron a despedirle y me pareció muy bien y que no quisieran saber nada de la viuda. Mi hijo mayor no estuvo porque, estos días, está delicado de salud. A mi hija Beatriz la noticia le pilló en EE.UU. Mi hijo Borja estaba dentro de un avión que le llevaba a Arabia Saudí por trabajo y tuvo que regresar. Fue el primero que se enteró y ya habló con el resto de sus hermanos, incluida su hermana Alba", afirma, en exclusiva, para ESdiario.

 

Discreta y sin querer crear polémica, Fernanda Dopeso recuerda cómo fue su ruptura con Manolo Santana: "Nuestra separación fue difícil y traumática, porque era una época en la que no había divorcio. Estos días he procurado mantener el tipo. La gente me llamaba y no sabía que hacer. Lo que me emocionó fue la llamada de sus compañeros de Copa Davis y de otros compañeros con los que viajamos. Todos estaban llorando y hechos polvo. Otra gente no sabía qué decirme porque la situación era rara. Yo estaba con Manolo en cada final que jugaba. Él siempre quería saber dónde estaba yo sentada, porque nunca quería estar sentada en la pista. Siempre prefería estar en las gradas menos en los torneos importantes como Wimbledon o Roland Garros. Viajé por todo el mundo con él. Cuando las mujeres no podía ir con el equipo de la Copa Davis yo iba porque lo imponía Manolo".

Fernanda Dopeso solo tiene buenas palabras para Mila Ximénez

Fernanda no ha querido olvidarse, tampoco, estos días de Mila Ximénez para agradecerle la gran relación que su hija Alba tiene con sus hermanos mayores: "Me encanta la relación tan estrecha que mis hijos tienen con Alba, porque Mila lo hizo posible. Desde el día que Mila y yo nos conocimos tuvimos cierta relación por nuestros hijos. Alba vivió en mi casa de La Coruña y compartió muchos acontecimientos con mis hijos. La relación que mis hijos tienen con Bárbara es diferente a la que tienen con Alba de cariño y apoyo total", explica Fernanda Dopeso.

La historia de amor de Manolo Santana y de su primera mujer es de novela romántica. Así recuerda Fernanda sus comienzos con el deportista: "Conocí a Manolo cuando yo tenía 18 años y él 22. Vino a La Coruña para jugar un torneo. Estaba haciendo la mili y no le dejaban salir de España. Yo estaba estudiando preuniversitario para después hacer Derecho. Conoció a mis padres y nos invitó a todos al tenis. Fueron ellos, mis hermanos, pero yo dije que no. Después del partido Manolo vino a merendar a casa de mis padres. Me lo presentaron y, después, se fueron a comer pimientos del padrón. Esa misma noche Manolo le pidió a mi hermana que me llevará a verle jugar al día siguiente y así fue como empezó todo en el año 60. Estuvimos 20 años juntos: dos de novios y dieciocho casados. No me sorprendió la presencia del Rey Felipe VI, porque desde hace muchos años tanto Manolo como yo tomábamos el té con su abuelo, Don Juan, fuera de España. De ahí viene la amistad de Manolo con la Casa Real".

Desde estos momentos imborrables, que describe Dopeso, hasta la situación actual, todo ha cambiado mucho. Después de la desaparición de Manolo Santana se abre una gran incógnita. ¿Qué pasará con el legado del deportista teniendo en cuenta la mala relación de sus hijos con su viuda? "Yo creo que van a tener problemas con todo, pero es una suposición mía. Se avecinan tiempos difíciles", subraya Fernanda Dopeso.