23 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Rocío Flores ¿estrategia o realidad?

Rocío Flores deja al descubierto de repente el verdadero motivo de su viaje a SV

A estas alturas de la película del reality de Telecinco y Cuatro queda más o menos claro que la hija de Antonio David no ha ido a Honduras a vivir una "aventura única" sino a otra cosa.

| Isabel Rábago Chismógrafo

 

 

El pasado martes en Tierra de Nadie, Supervivientes, pudimos contemplar la desesperación de una Rocío Flores porque su madre no le había enviado mensaje alguno a pesar del coronavirus. “No es justo. Necesito saber cómo se encuentra”, balbuceaba la pequeña Ro en plena crisis de ansiedad.

La reacción de la concursante dejó fuera de juego a una audiencia dividida.

Y es que a petición y por decisión de los familiares de los concursantes, la organización de SV decidió comunicarles lo que está pasando fuera de los Cayos Cochinos. Si bien Lara Álvarez fue la encargada de comunicárselo en primer lugar y fue muy clara, los concursantes pudieron resolver todas sus dudas con el Doc del programa y con un especialista que les explicó la situación que está atravesando España y el mundo en general. La reacción de los supervivientes fue la esperada. Primero preocupación, para luego pasar a la sorpresa cuando les comunicaron que toda España estaba confinada en sus hogares y que se había decretado el Estado de Alarma. Pero todo eso enseguida pasó, pues saben que están en las mejores manos, cuidados, protegidos y que su seguridad está por encima de cualquier cosa.

Tras la charla, cada uno de los concursantes recibió el aliento de sus seres más queridos. Así vimos como hermanos, padres, parejas les daban ánimo y mensajes tranquilizadores suficientes como para que sigan adelante con su aventura. Escuchamos a la hermana de Vicky Larraz o a Gloria Camila haciendo de portavoz familiar para Ana María Aldón.

Por su parte Rocío recibió de su padre, Antonio David, un cariñoso mensaje en el que le dejaba claro que todos se encontraban bien y que estaban con ella. Pero a ella no le valió. La hija del colaborador tenía en mente a su madre Rocío Carrasco y reclamaba a la presentadora más información de ella. Entre sollozos y con la respiración entrecortada Flores Carrasco culpabilizaba a su madre, una vez más, de ser la causante de sus lágrimas: “Me parece súper injusto que no haya sido capaz ni siquiera de mandarme un mensaje”.

 

Unas palabras que, si bien han sido entendidas por una parte de la audiencia, hay otra parte que censura esta actitud de la concursante que parece no perder ocasión para poner a su madre en el ojo del huracán mediático. La actitud de Rocío no ha descolocado solo a la audiencia también a su propio padre, que ha confesado que se rompió al ver llorar a su hija. Lo que sorprende de esta historia es que da la sensación de que Flores parece que ha ido a Supervivientes más buscando la atención o la reacción de su madre, que a vivir una aventura única.

Y mientras tanto Rocío Carrasco guarda silencio y no se pronuncia sobre nada que tenga que ver con el concurso de su hija. Todo el mundo sabe cómo están las cosas. Todo el mundo sabe cuáles son los motivos de este distanciamiento. Todo el mundo sabe que Carrasco está fuera del circo mediático que se pretende hacer con ella. Todo el mundo sabe que Rocío jamás ha expuesto a sus hijos y que nunca lo hará. Todo el mundo sabe que la televisión no es la mejor vía de solución de una relación que está varada desde hace más de siete años. Todo el mundo quiere que hable pero ella de momento, calla.

Una postura la de Rocío muy similar a la que ha adoptado el torero Ortega Cano que también prefiere mantenerse al margen del concurso de su mujer. El maestro no lo está pasando bien y desde su entorno piden que se le deje tranquilo. Ortega no entiende que estos días se estén recuperando historias que ya fueron noticia y que pertenecen a su pasado con Rocío Jurado. Tampoco ayudan las declaraciones de una Ana María Aldón que en un arranque de sinceridad en la isla, ha dejado entrever que “necesita más calor de su marido”. Unas declaraciones que no han sentado nada bien, ni han sido entendidas por quienes velan por la tranquilidad de Ortega Cano. Temas que deberá resolver la pareja en la intimidad de su hogar cuando regrese Aldón.

Lo cierto es que, si bien en los últimos años los platós de SV estaban alimentados por el clan Pantoja, este año las tramas giran en torno al clan Jurado muy a pesar de los grandes damnificados de esta historia, que ven como otros hacen caja de su dolor y de su silencio.