| 19 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Los mensajes que demuestran las mentiras de Edmundo Arrocet

El cómico no dijo la verdad sobre su despedida y ruptura con María Teresa Campos. ESdiario ha tenido acceso en exclusiva a las pruebas que así lo confirman.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

BLOG_EL_BALCON_DEL_CORAZON

Bigote Arrocet ha mentido. ESdiario ha tenido acceso en esta tarde de sábado, 11 de septiembre, a los mensajes que Edmundo envió directa o indirectamente a Teresa Campos. El directo fue a su novia y fue el 3 de enero de 2020.

El cómico llevaba un mes sin tener contacto con la mujer con la que había compartido los últimos 6 años de su vida. Aquella tarde del 3 de enero de 2020 Edmundo enviaba un mensaje a Teresa Campos.  Allí le contaba su dolor y  su forma de pensar tras haberse marchado de la casa de Teresa un 30 de noviembre de 2019 para pasar unos días en Málaga. Se fue con intención de volver. Tenemos la prueba de lo que sucedió.

 

La prueba es la siguiente. ESdiario ha tenido acceso a cómo se dejó sus pertenencias en la casa de su novia. Se fue con lo puesto, ya que Bigote tenía previsto volver a la casa de su novia. Pues bien, no lo hizo. Algo cambió en su vida cuando llego a tierra malagueña. El nuevo concursante Secret Story  decidió no regresar a Madrid. La habitación de Edmundo quedó tan intacta como para volver a los dos días siguientes. Algo que no sucedió. Así es la vida y Edmundo miente.

La fecha del 3 de enero no fue la única donde Edmundo se puso en contacto con Teresa Campos. Hubo otra fecha anterior, concretamente el 5 de diciembre de 2019. Según el acceso exclusivo al que ha tenido este periódico, Edmundo  contactó con Gustavo Guillermo, el hombre de confianza de Teresa Campos.

En aquellos mensajes, Edmundo le preguntaba a Gustavo cómo se encontraba "su Teresita". Se interesaba por la que aún era su novia. No habían roto. Su habitación estaba intacta. En sus cajones y armarios quedaron todas sus pertenencias.

Edmundo tan sólo se llevó una maleta pequeña de fin de semana. Se fue para volver enseguida, pero nunca lo hizo. Teresa Campos no ha mentido, en cambio Edmundo sí, está demostrado.