| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pilar Eyre alucinó con el efecto que provocaba Belén Esteban hace algunos años.
Pilar Eyre alucinó con el efecto que provocaba Belén Esteban hace algunos años.

Pilar Eyre revela en TVE una desconocida anécdota de Belén Esteban que impacta

Aunque parezca increíble todavía hay detalles de la trayectoria de la princesa del pueblo que no se conocían públicamente y que explican muy bien de dónde procede tan gráfico mote.

| Maribel Fernández Chismógrafo

Aunque parezca increíble después de todos los años que lleva en televisión expuesta prácticamente al 100% de su vida privada, todavía hay detalles y anécdotas de Belén Esteban que no se conocían y que salen a la luz muchos años después.

Este es el caso de la información que facilitó Pilar Eyre sobre la princesa del pueblo en el nuevo programa de Xavier Sardá en La Uno de TVE, La Gran Confusión, y que viene a explicar el porqué y el origen del famoso mote.

Porque en su momento de mayor apogeo mediático Belén Esteban, siempre campechana y directa, era toda una líder de masas que movía a millones de espectadores cada vez que aparecía en la pequeña pantalla.

Pilar Eyre comprobó por sí misma la pasión irracional que generaba Belén Esteban

Tanto es así que, como sucede con los futbolistas en los hoteles de concentración de sus equipos, había gente que le esperaba a las puertas de Telecinco. Pilar Eyre pudo comprobar con sus propios ojos la locura que generaba a su alrededor hace algunos años.

Según relató la periodista en TVE, en ese momento Esteban se acababa de operar la nariz y con gran expectación estaba a punto de mostrar su nuevo aspecto en Sálvame Deluxe. Antes de entrar en plató ya se encontró con una multitud que la esperaba.

 

Según Eyre, en la puerta de la cadena había "un grupo de señoras que le tocaban la falda como hacen con la Virgen en Semana Santa". Querían un recuerdo de ella a cualquier precio y parece que lo consiguieron: "Belén tiró un pañuelo a una papelera y fueron las señoras a buscar el clínex. Ella paseaba entre la multitud que estaba en la puerta, ¡y la gente lloraba!. Le pregunté a una de ellas por qué lo hacía, y me dijo: No sé por qué lloro, pero estoy llorando", resumió la periodista para explicar el fervor irracional que provocaba la princesa del pueblo. 

 

Todo esto mientras se debate si Belén Esteban ha dejado de interesar porque ya no trata aspectos polémicos de su vida privada como hacía antes. Un melón que abrió hace unos días su compañero de cadena y de programa, Kiko Matamoros, y que explicaría porque la princesa del pueblo ya no tiene tanto tirón como antes.