| 03 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Andreu Casanova en el escenario.
Andreu Casanova en el escenario.

Relaciones íntimas y amor en el teatro: Tinder se cuela en los escenarios

En realidad, todo es el fiel reflejo de lo que sucede en la sociedad y detrás del telón. Encima de las tablas no iba a ser diferente, como procedemos a mostrar en ESdiario.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

Tinder, no es sólo una aplicación de móvil para conocerse, ligar o llegar a más. Según el atrevimiento o deseo de cada uno. Ahí reside la Libertad individual. Tinder también es la función de teatro que ha vuelto esta temporada a la cartelera de Madrid. Desde la semana pasada se representa en el Teatro Arlequín en plena Gran Vía. La temporada pasada consiguió barrer en crítica, público y taquilla. Esta año va por el mismo camino.

Su autor e intérprete es Andreu Casanova. Un catalán de 36 años nacido en Barcelona y amante de su Viladrán (Girona). Su refugio donde encuentra su paz cuando abandonando los lunes las tablas escénicas. Allí vuelve a ser el niño que se encuentra con el actor. Su gran pasión es el teatro. Su medicina el público. Y razón de estar, el aplauso y la sonrisa de quien paga una entrada para ver hora y media de improvisación. Su espectáculo nunca es igual. Los poseedores de las butacas del teatro Arlequín son los que deciden que sucederá esa noche.



Casanova es atrevido, directo, rápido y humilde. Sólo el público sabe que es muy bueno sobre el escenario. Su carrera comenzó siendo hostelero después de finalizar los estudios de tres años en hostelería. Un día acude al Teatre Neu (Teatro de las Nieves) de Barcelona. En su asiento como espectador se da cuenta de que quiere ser actor. No se ve abajo. Se siente arriba. Se matricula en una escuela privada de interpretación y comienza un nuevo futuro. Su destino, el hoy. Triunfar en el escenario.



Su talento irrumpe con fuerza con el espectáculo 50 sombras de Andreu. Una función que recorre el territorio nacional y Andorra. El público empieza a empatizar con el actor. El actor sabe llevarse a los asistentes a la verdad de su día a día. Tinder es el reflejo de lo que pasa en esta sociedad. A veces queriendo ocultar. Quizás por un cuna inculcada desde la infancia. Otra España de otra época.

Andreu Casanova tiene anécdotas que marca su carrera y su vida

Casanova tiene anécdotas que marcan su carrera como artista y su vida como persona. Una noche en el teatro oye llorar a un bebé. No se lo puede creer. Interrumpe el espectáculo y pregunta entre los asistentes si hay un niño. Los padres del bebé levantan a su hijo en brazos. Casanova se emociona. No es un sueño ese llanto. Es una realidad.

Casanova es el segundo de seis hermanos. De momento el único artista. La genética ha sido generosa con el actor. Casanova cuenta con la mayor explosión de genialidad para hacer reír espontáneamente a su público. No es el humor sencillo. Hay riesgo a la hora de apostar por una monólogo actual y directo. El amor y el sexo son temas tan universales que hacen que Tinder pueda estar en cartelera años. De momento este fin de semana vuelve a subir el telón en el teatro Arlequín. Funciones viernes, sábado y domingo. El mismo espectáculo pero diferente.