| 20 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
José Antonio Avilés ya no puede más con los ataques en redes sociales.
José Antonio Avilés ya no puede más con los ataques en redes sociales.

Derrotado, José Antonio Avilés se rinde y toma medidas radicales contundentes

Es uno de los personajes más polémicos de la plantilla de colaboradores y tertulianos de Telecinco y ahora ha decidido seguir los pasos de otros grandes rostros televisivos que no pueden más

| Redacción Chismógrafo

Todavía recuperándose del desengaño amoroso que sufrió tras su ruptura con su último novio (que no tardó en airear sus intimidades en televisión), José Antonio Avilés está atravesando uno de los veranos más complicados de su vida.

Con tantos seguidores como detractores por sus polémicas y comentadas informaciones en Viva la vida, el cordobés ha recibido en los últimos tiempos tantas críticas que, completamente hundido, ha tomado una decisión radical.

Y es que siguiendo los pasos de otras celebrities como Laura Escanes o Dulceida, José Antonio Avilés ha decidido abandonar temporalmente las redes sociales para intentar volver a ser el que era.

 

"Hoy hago un parón en mi vida. Necesito abrazarme, reconstruirme y recuperarme para volver a las redes sociales", anunció, confesando cómo está en estos momentos: "Me siento triste, desorientado, siento que estoy andando un camino sin un mapa que me guíe y tengo miedo de perderme en el bosque...".

Avilés hace un parón en redes porque necesita recuperar "su alegría" y "quererse"

"Es cierto, cada vez que una polémica me rodea y me afecta demasiado, me hundo", admitió, revelando que "ya no me quedan fuerzas" y que hace este parón porque necesita "recuperar mi alegría, quererme a mí mismo y ser yo".

"Entiendo que soy una persona pública y que tiene que haber opiniones de todos los tipos, pero creo que es fundamental el respeto", señaló, denunciando que desde hace un mes "recibo a diario amenazas, insultos, por parte de algunos gilipollas que invierten su tiempo en intentar hacer daño y vomitar todo el odio que tienen dentro". "No estoy dispuesto a vivir sin dormir", añadió Avilés, haciendo hincapié en que en los últimos tiempos ha necesitado "medicación para conciliar el sueño".

 

Por eso, y para intentar recuperarse, el colaborador de Telecinco ha tomado la decisión de alejarse de todo durante una temporada. Pero antes ha hecho una promesa a sus fans, a los que ha pedido que le manden "toda la buena energía del mundo" para volver a estar bien. "Os prometo que en cuanto esté bien... volveré", concluye su misterioso mensaje de despedida.