| 27 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Kiko Rivera y su madre, Isabel Pantoja, otra vez lejos uno de otro.
Kiko Rivera y su madre, Isabel Pantoja, otra vez lejos uno de otro.

Kiko Rivera echa por tierra las esperanzas de paz en Cantora: giro inesperado

Cuando parecía que el dj acercaba posturas con su madre tras su encuentro por la muerte de doña Ana un feo desprecio por parte de Isabel Pantoja les ha devuelto a la casilla de salida.

| Redacción Chismógrafo

La muerte de doña Ana sirvió para que Isabel Pantoja y Kiko Rivera se reencontrasen después de un año enfrentados públicamente, limando asperezas con un emotivo abrazo y emplazándose a hablar tranquilamente para intentar solucionar las cosas entre ellos. Un mes después, sin embargo, este encuentro no se ha producido y, por el momento, parece que no se va a producir.

La revista Semana ha publicado que la tonadillera habría cerrado las puertas de Cantora a su hijo, ya que a pesar de que le quiere, es incapaz de olvidar y perdonar el escarnio público al que la sometió Kiko en los últimos tiempos, dejando su imagen seriamente tocada al afirmar cosas como que estaría mejor en prisión que en Cantora, dudando que Paquirri fuese su padre biológico o asegurando que la carrera musical de la tonadillera estaba acabada. Por eso, a pesar de que le gustó reencontrarse con su hijo tras la muerte de su madre, continúa enfadada y dolida con él.

Sin embargo, El programa de Ana Rosa ha dado un giro de tuerca este miércoles a la historia, al asegurar qu si Kiko y Pantoja están nuevamente distanciados, el Dj no fue a Cantora con sus hijas el pasado 1 de noviembre y el acercamiento entre ambos parece más lejano que nunca, es por una nueva decepción del joven con su madre.

Kiko Rivera esperaba que su madre le felicitara por su primer premio

Y es que según han contado en el programa, Kiko esperaba que la tonadillera le llamase para felicitarle por su primer premio después de diez años en el mundo de la música (incluso la invitó públicamente a arroparle en la gala de los Premios Radiolé) pero Isabel no lo hizo. Algo que el marido de Irene Rosales no entendió, ya que como dijo a sus allegados, era un momento muy importante para él y a su madre no le habría costado nada enviarle un mensaje.

Decepcionado con la tonadillera una vez más, Kiko ha comunicado a sus íntimos que los que más necesitan hablar ahora para solucionar las cosas son su madre y su tío Agustín Pantoja, y si ellos no mueven ficha (en relación a los asuntos económicos y legales pendientes) no será él quien lo haga.

Además, ha dejado claro que el comportamiento de su madre al no felicitarle por su premio Radiolé lo único que hace es enfriar las cosas y ralentizar su esperado reencuentro que, una vez más, parece más lejano que nunca.