| 16 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Belén Esteban y Miguel, de vacaciones.
Belén Esteban y Miguel, de vacaciones.

Belén Esteban "alucina" nada más llegar de verano por una situación de "mierda"

Ya la echaba de menos el público más fan de la crónica rosa y corazonera. Demasiado tiempo, el que ha estado de viaje, sin escuchar o leer sus arremetidas y sus salidas de tiesto espontáneas

| M.F. Chismógrafo

Belén Esteban ha pasado sus vacaciones en las Islas Canarias con su marido, Miguel. En las fotos que ha subido a las redes sociales se puede ver que se lo ha pasado bomba con sus seres queridos, pero el regreso a casa no parece haber ido tan bien como el resto del viaje.

Y es que la princesa del pueblo se ha mostrado de lo más enfadada por lo que a su juicio son muy pocas  medidas de seguridad contra el coronavirus las que  se están tomando en los aeropuertos.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 

Vacaciones 2020 en mi paraíso Tenerife @_dolores_cortes

Una publicación compartida de Belén Esteban (@belenestebanmenendez) el



“Alucino con las medidas de seguridad de mierda del aeropuerto”, criticó en sus redes sociales. Los colaboradores del Fresh de Ya es mediodía entendieron este lunes que se quejara ya que Belén es persona de riesgo por su condición de diabética. “Yo creo que en los aeropuertos es donde más medidas tendría que haber. Sonsoles Ónega también estuvo de viaje y ella en sus redes subió que no había tenido ninguna medida de seguridad”, explicó Rosa Benito.

Iván González opinó que las medidas que se toman en los aeropuertos y en las estaciones de tren “no son suficientes” y que él siempre que puede va en su coche. “Yo soy bastante hipocondriaco”, reconoció.

Además, desveló una anécdota para que entendamos hasta qué punto le preocupa la seguridad frente al coronavirus: “Si me encuentro con unos amigos de Oriana por la calle yo ni siquiera los saludo. Prefiero ser antipático y dormir tranquilo en mi cama por la noche”, reconoció.