| 22 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Irene Rosales, en Viva la Vida
Irene Rosales, en Viva la Vida

Irene Rosales revela un contacto con Isabel Pantoja conocido ya por Kiko Rivera

La nuera de la tonadillera hace de tripas corazón y reaparece tras la muerte de su padre, con detalles muy llamativos de cómo evoluciona la "guerra de Cantora".

| ESchismógrafo Chismógrafo

Irene Rosales atraviesa un mal momento, tras el reciente fallecimiento de su padre. Y qué decir del impacto que tiene el enfrentamiento a cara de perro entre su marido, Kiko Rivera, y su suegra, Isabel Pantoja. Con ese bagaje, y haciendo de tripas corazón, se presentó este fin de semana en el "Viva la Vida" de Emma García para revelar detalles muy poco conocidos de la relación actual del clan.

En plena tormenta, con Jorge Javier Vázquez explotando el filón de "Cantora, la herencia envenenada", Rosales resolvió una de las grandes preguntas de la semana: ¿Se puso en contacto con ella Isabel Pantoja tras conocer la muerte de su padre?

Y la respuesta es afirmativa. La artista la telefoneó, pero ella no vio la llamada. Y después recibió un mensaje, cuyo contenido no explicó pero sin duda fue de respaldo. Ante eso, Rosales trató de contactar con su suegra, aunque en este caso quien no descolgó fue ella.

 

Lo que sí recibió, además, fue una corona de flores en el cementerio, un gesto que agradeció Rosales y, aquí viene la gran novedad, satisfizo a Kiko Rivera, aunque solo fuera en parte. Ambos hubieran agradecido una visita en persona de la cantante, que tampoco está anímicamente para tirar cohetes. La propia Rosales, de algún modo, lo entendió: "Yo sé que ella tiene que estar mal y tiene una tristeza que no querrá transmitir a las niñas", fue su conciliador mensaje.

Para rematar la escena, el colaborador José Antonio Avilés reveló otra información que ofrece una esperanza a la reconciliación de madre e hijo. Y es que, según él, Isabel estuvo a punto de viajar hasta el tanatorio pero que alguien le sugirió que no lo hiciera porque "no era un momento apropiado".