| 07 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Anabel Pantoja.
Anabel Pantoja.

Anabel Pantoja muestra la peor versión de sí misma alejada totalmente de la tele

Pudiera parecer que ahora que ha dejado esa faceta de su existencia que tanto estrés le provocaba prácticamente a diario la sobrina de Isabel hubiera encontrada la paz, pero nada más lejos.

| Redacción Chismógrafo

Momento agridulce para Anabel Pantoja. Alejada totalmente de la televisión y sin planes de volver por el momento, aunque con numerosos proyectos profesionales y cada vez más peso como influencer, la sobrina de Isabel Pantoja presentaba hace dos días su nueva colección de joyas.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Anabel Pantoja (@anabelpantoja00)

Un lanzamiento por todo lo alto en uno de los días más especiales de su vida que, sin embargo, se ha visto empañado por la última polémica protagonizada por su padre.

El supuesto hijo ilegítimo de Bernardo Pantoja pone de mal humor a Anabel

Y es que según ha desvelado Sálvame, Bernardo Pantoja podría tener un hijo ilegítimo en Sevilla, un joven llamado Luis (y conocido en el programa como Pinocho), algo mayor que Anabel y que ahora, según apuntan diferentes fuentes, estaría dispuesto a someterse a una prueba de ADN para saber quién es su padre. Muy enfadada y negando la existencia de su presunto hermano secreto, la influencer ha vuelto a mostrar su peor versión ante la prensa.

Lejos de la sonrisa que no la abandonó durante la presentación de su colección de joyas 24 horas antes, Anabel se mostró seria, molesta y visiblemente nerviosa cuando los reporteros le preguntaron por las declaraciones de Pinocho en el programa de Telecinco hablando de la posibilidad de ser hijo biológico de Bernardo Pantoja.

Así, después de hablar por teléfono muy enfadada y con gestos que no dejaban lugar a dudas respecto a lo mal que está llevando estas informaciones, la prima de Kiko Rivera, sin responder a ninguna de las preguntas y con portazo incluido, decidió intercambiar los papeles y, ni corta ni perezosa pero bastante cabreada, decidió grabar al reportero con su móvil, protagonizando un momento de lo más surrealista.