| 30 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Toñi Salazar, dolorida pero feliz.
Toñi Salazar, dolorida pero feliz.

Toñi Salazar se recupera tras someterse a una operación para mejorar su físico

La mitad de “Azúcar Moreno” llevaba tiempo pensando en pasar por quirófano, pero no encontraba el momento de hacerlo. Ahora se ha decidido y, aunque dolorida, se encuentra feliz y plena.

| Mabel Redondo Chismógrafo

 

 

 

Los últimos tiempos no han sido fáciles para Toñi Salazar. El contencioso que mantiene con su ex Pedro Rilo por una propiedad que adquirieron juntos en Marbella, y que actualmente disfruta el compositor, y la ansiedad diagnosticada que viene padeciendo desde hace algo más de un año, son algunos de los problemas que afronta actualmente la artista.

Refugiarse en su familia, en la música y seguir la agenda de la gira de conciertos que tiene con su hermana Encarna, la otra mitad de Azúcar Moreno, es lo que le ayuda a levantar cabeza.

Con 59 años, una dilatada trayectoria profesional y una maleta cargada de recuerdos y experiencias, Toñi Salazar ve la vida de otra forma, mucho más pausada, mucho más serena.

Primeras declaraciones de Toñi Salazar tras su operación de pecho

Hace algún tiempo que le rondaba la idea de quitarse pecho, de pasar por el quirófano y cambiar una imagen con la que un día se sintió plenamente identificada, pero que ahora "no es lo mismo", prefiere adoptar otra estética más discreta. "No quiero tener el pecho tan grande, pero me da pereza pasar por el quirófano", confesaba la artista en 2019.

Ahora sí que sentía que era el momento y por eso Toñi se ha armado de de valor y ha acudido a una clínica madrileña este martes 25 de octubre para someterse a una intervención quirúrgica, y quitarse las prótesis que se puso hace más de una década.

 

Horas después de la operación ESdiario ha logrado contactar con la artista, que aún dolorida, atendía nuestra llamada: "La operación está muy reciente y tengo mucho dolor, la verdad. Me he quitado las prótesis que llevaba porque me veía unos pechos muy grandes. Lo he hecho por salud, por estética y por comodidad. Me veía con unos pechazos que no me gustaban, eran muy grandes".

Actualmente Salazar se recupera en casa de su hijo Borja, junto a su nuera y su nieta, con ellos tiene los cuidados que necesita para que en muy pocos días pueda retomar su vida con normalidad.

Además Toñi Salazar está de enhorabuena porque el próximo mes de marzo será de nuevo abuela, tal y como adelantó ESdiario hace unas semanas. El bebé que está en camino se llamará Borja, como su padre, la familia ya se refiere a él como "Borjita".