19 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

Piqué pierde los papeles con una reportera mientras Shakira mira a otro lado

El futbolista blaugrana no gana para broncas. Acostumbrado a perder los nervios dentro y fuera del terreno de juego, no le ha importado que esta vez estuviera presente su novia y los niños.

| ESdiario Chismógrafo

La pareja formada por Shakira y Gerard Piqué provoca interés allá por donde va y aunque son cuidadosos con su vida privada no suelen esconderse de la prensa, incluso permitiendo que los pequeños Milan y Sasha sean fotografiados, ya que la artista sabe lo importante que son para Unicef, organización de la es embajadora de buena voluntad. Pero para muchos las Navidades son unas fechas estresantes y nostálgicas, que al final consiguen sacar lo peor del personal, como le ha ocurrido a Piqué, que ha mostrado su faceta más hostil.

Shakira y su familia pasarán parte de las vacaciones navideñas en Colombia, lo que significa la primera visita de Piqué al país de su mujer, coincidiendo además con una fecha de celebración y reunión familiar... Pero lo que debería haber sido un momento de felicidad se ha visto enturbiado antes de volar debido al mal carácter del futbolista del FC Barcelona.

Shakira y Piqué llegaron al aeropuerto de Barcelona este lunes junto a sus dos hijos y acompañados por la secretaria y Tonino, hermano de la cantante. Allí les esperaba una reportera dispuesta a realizar su trabajo y aunque nada se salía de lo normal la intención de los celebrities era la de que la cámara no captase el momento, para lo que no dudaron en desplegar toda su fuerza.

La primera en obstaculizar el trabajo de la reportera fue la secretaria de la cantante colocando un paraguas ante la cámara, pero la periodista continuó con su trabajo, lo que desencadenó el enfado del futbolista catalán. Piqué se enfrentó a la periodista intentando coger la cámara y retorciéndole la muñeca mientras increpaba: "¡Ya está bien!". Ante la estupefacción de la profesional, que le preguntaba el motivo de su enfado, el futbolista respondía: "No quiero fotos".

A pesar del altercado la reportera continuó con su labor, mientras la secretaria le colocaba un gorro delante del objetivo de la cámara, hasta que la familia entraba a la sala VIP desde donde el 3 del Barça se burlaba al estilo de sus otras salidas de tono tanto en el terreno de juego como fuera: "¡Felicidades por tu trabajo!".

A todo esto, Shakira se mantuvo ajena al mal humor de su pareja, ignorando la desagradable situación quizá para mantener a sus hijos al margen mientras caminaba con ellos y su hermano a la sala donde esperaron su vuelo para pasar unos días al país de la cantante.