| 17 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Rocío Carrasco.
Rocío Carrasco.

Rocío Carrasco y su feminismo con la “Casa de Muñecas” de Irene Montero

La hija de Rocío Jurado ha decidido abrir las cajas de cartón y ser generosa. Manda a sus hermanos y al marido de su madre lo que era suyo. No lo han reclamado. No vale. Vale el negocio.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

Casualidad no es. Quizás sea más producto de la causalidad. Causa-efecto. Conductismo puro y no es el perro de Paulov. En las últimas horas hemos conocido qué sucederá con los bienes muebles que dejó Rocío Jurado aquel 1 de junio de 2006 cuando dejaba la mortalidad para pasar a ser inmortal. Hasta ahora.

Los baúles o cofres o contenedores han vuelto a ser actualidad. Su hija y heredera universal es la responsable de esta actualidad. 16 años después Rocío Carrasco y sus cercanos han decidido abrir lo embalado aquel diciembre de 2006 cuando la familia que habitaba la casa dejaba definitivamente la urbanización la Moraleja de Madrid. José Ortega Cano sale con una mano delante y otra detrás del lugar conde habitó los últimos años.

Ahora Carrasco ha decidido abrir las cajas de cartón. Y ser generosa. Ahora le manda a sus hermanos y al marido de su madre lo que era suyo. No lo han reclamado. Lo han solicitado sentimentalmente. Eso no vale. Vale el negocio.

Rocío Carrasco, su entorno, y las pertenencias de Rocío Jurado

Rocío Carrasco y su gente cercana (más la cercana que ella misma) ha decidido que parte de las pertenencias de La Más Grande pasen a formar parte de un "museo" que se llame Casa de Muñecas. El título es muy teatral. Tanto como Carrasco cuando llora y envía los capotes y "cosas personales" de Ortega Cano a su domicilio de Madrid en Alcobendas. Con cámaras previo envío. Y previo pago. No es un tema de Justicia. La Justicia y ella no van de la mano. Tiene otro precio para Carrasco y su "gente cercana" el envío de lo que es de otros.

Casa de Muñecas es el nombre elegido por Rocío para memorar a su madre. Un título que lo podría haber elegido la propia ministra de Igualdad doña Irene Montero o en sustitución la socialista Adriana Lastra que tan por la labor de Carrasco han prestado sus servicios desde el pasado marzo de 2021. Allí estaban ellas y parece que algo tiene que ver el nombre elegido para recodar lo que dejó su madre hace ahora 16 años. Al menos lo sugiere la historia del tiempo presente. Y no es Paul Preston.

El feminismo de Ibsen y el feminismo de Rocío Carrasco

Casa de Muñecas fue una obra de teatro de finales de siglo XIX. Publicada en 1879 por el noruego Henrik Ibsen. En su momento el texto generó gran controversia por la crítica que se hace de las normas establecidas del matrimonio del siglo XIX. En su momento se consideró un texto fundamentalmente feminista aunque Ibsen nunca quiso reconocer que era un documento para alentar a las masas de mujeres que querían romper la hojas de ruta que se establecían para el género femenino.

Esto es de otro siglo. De otras mujeres. Nada que ver con la realidad. Casi 150 años de diferencia y la protagonista Nora poco tiene que ver con Rocío Carrasco. Ni de vida, ni de situación, ni de maridos. El título Casa de Muñecas es la mejor descripción para quienes quieran ver a una mujer que rompió un puerta para ser feliz. Nora no es Carrasco. Ni el entorno tampoco. Quizás pueda explicar algo Irene Montero de la relación entre Ibsen y Rocío. Y el título.