25 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Javier Tudela y Kiko Matamoros cara a cara.

Rosario de insultos entre Matamoros y su exhijo Javi Tudela que Antena 3 eclipsó

Telecinco desplazó su plató fuerte del Deluxe al domingo por culpa de Filomena pero la de Atresmedia le tenía preparada una jugada maestra que amenaza a los telefilmes de sobremesa.

| Candela Alba Chismógrafo

Después de una Navidad tranquila en la familia Matamoros, Javier Tudela y Kiko volvieron a verse las caras en Sábado Deluxe que se vio obligado a retrasar su emisión hasta la noche del domingo 10 de enero debido a las inclemencias del temporal Filomena que dejó a la capital madrileña con serios poblemas de movilidad.

Tras conocerse la buena noticia de que Tudela y su joven novia Marina serán papás este 2021 haciendo así a Makoke abuela primeriza a los 51 años, el futuro papá quiso sentarse en el programa de Telecinco para enfrentarse sin pelos en la lengua al que fue marido de su madre, Kiko Matamoros. Dejando claro que "le resbalan" todos los comentarios que han hecho muchos de los colaboradores de Sálvame, Javier aseguró que le preocupa mucho más lo que pueden llegar a decir de su madre.

El caso es que aunque expadrastro y exhijastro se reencontraron con cierta cordialidad no tardaron en saltar las chispas entre ellos, los reproches y los insultos.

Kiko y Javier se echaron en cara cosas mutuamente y en un momento concreto de su tenso cara a cara Tudela reconoció que con 18 años llegó a pedirle a su madre que se separara de Kiko porque “no les trataba bien” y porque no le gustaba como se comportaba: “En los últimos años no se portaba normal, estaba todo el día tirado en el sofá y no hacía nada, y no nos trataba bien ni a mi madre ni a mí”.

El colaborador de Sálvame por su parte pintó a Javier como un auténtico vago que se dedicaba a hacer fiestas con sus amigos y a beberse los buenos vinos que Kiko tenía en la bodega. Además, sacó a relucir la mala situación económica de Makoke y su hijo y cómo él les mantuvo durante años: “Tendría que haber dejado que tu madre y tú vivierais con los 800 euros de mierda que tu padre os pasaba de pensión”.

El caso es que ambos se atacaron sin cesar pero si hubo algo que sacó de quicio a Matamoros fue el asunto de los famosos zapatos de Kiko que Javier tiró a la basura: “Esos zapatos eran de piel de cocodrilo y no me parece bien que alguien público haga apología de llevar prendas con piel de animal”.

Hasta tal punto llegó la bronca entre ambos y el duro cruce de acusaciones, que el colaborador tuvo que parar y calmarse por el estado de nervios en el que se encontraba: “Kiko, cálmate, respira”, le pidió Antonio Rossi a su compañero. 

Nervios que no sirvieron para evitar que Telecinco cediera el liderazgo en una noche en la que Antena 3 optó por desplazar su clásica El Peliculón de los domingos por el nuevo fenómeno de la cadena de Atresmedia: las telenovelas turcas que ya son prácticamente tan imabatibles como los telefilmes de las sobremesas de su fin de semana.

Después del gran éxito de Mujer, Antena 3 ha apostado fuerte Mi hija y no hay quien le gane. Este domingo volvió a llevarse el prime time con un 16.9% y 2.813.000 espectadores que dejó el Deluxe de Telecinco y la gran megabronca entre Matamoros y Tudela en un 13.7% y 1.675.000.