| 27 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
La familia Ortega Cano no está dispuesta a seguir el juego a Aldón.
La familia Ortega Cano no está dispuesta a seguir el juego a Aldón.

La familia de Ortega Cano conoce muy bien lo qué pretende Ana María Aldón

De momento no van a entrar en el juego aún sabiendo que la todavía mujer del torero llegará tan lejos como sea posible para conseguir su objetivo, caiga quien caiga. Ella lo tiene claro.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

Provocación. Es en estos últimos días algo más que una canción de Raphael. Ana María Aldón está intentado conseguir la coartada perfecta para poner punto y final a su matrimonio al tiempo que adopta el papel de víctima. No es lo mismo separarse siendo verdugo que siendo "la pobre mujer" que ha soportado tantas "maldades".

La familia de José Ortega Cano es conocedora de que Aldón lo que pretende es que la familia de su marido salte en los medios de comunicación para poner en la tesitura a su marido y tener que pronunciarse entre unos y otros. Ana María es sabedora que su marido no se va a pronunciar porque su familia se ha portado muy bien con su mujer. Otra cosa es la intención que tenga Ana María. Y ya está dicha. Y no entre líneas.

Las dos últimas intervenciones de la mujer del diestro cartagenero, una en Déjate Querer de Toñi Moreno el viernes por la noche y la segunda en Viva la vida con Emma García apuntan directamente a la familia de Ortega Cano con la frase lapidaria de "he aguantado mucho". La provocación es clara y pretende que los hermanos del torero reaccionen visceralmente.

De momento no van a entrar en el juego aún sabiendo que Ana María Aldón llegará tan lejos como sea posible para conseguir su objetivo. La segunda provocación directa es cuando mantiene silencio en el momento en el que comentaristas y periodistas aseguran que en su casa los gastos corren a cargo de los dos a partes iguales. Aldón mantiene silencio. Ana María sabe que eso no es así. Ni de manera proporcional. A algo que José Ortega Cano nunca ha puesto impedimento alguno.

Ana María Aldón sabe que los gastos no corren a partes iguales con Ortega Cano

Es más, fue el torero quien quiso pagarle los estudios a su mujer de Diseño y Patronaje porque ella lo deseaba y él lo hacía muy gustoso. De ahí a lo de ahora, existe la gama de los grises. Aldón sigue manteniendo silencio porque su nuevo objetivo no es la verdad sino que los hermanos de su marido "contesten" y tenga la oportunidad perfecta para empezar una nueva vida. Y lejos de ellos.

La familia de José Ortega Cano conoce que Ana María Aldón ha hablado muy mal de su marido y de sus hermanos a muchos compañeros. Ha autorizado a contar para generar el tema y provocar reacciones. En eso está.

En estos momentos se encuentra en Costa Ballena junto a su hijo, su marido y Marina, la mujer que acompaña a Ortega Cano con funciones de "manos y pies". Para él y el resto de su núcleo familiar directo. Incluida Ana María. El matador de toros no hace distinción en lo que hay en su casa.