| 06 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Gustavo Guillermo ha hablado con el permiso de Teresa Campos.
Gustavo Guillermo ha hablado con el permiso de Teresa Campos.

Gustavo Guillermo, mano derecha de Campos, “desenmascara” a Edmundo Arrocet

Es el hombre que lo ha vivido todo en primera persona. No es un testimonio más. Es el testimonio como prueba testifical y documental. Es testigo y tiene los documentos. Que se prepare.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

El hombre y mano derecha de Teresa Campos ha roto su silencio. Gustavo Guillermo está harto. Ha decidido contar su verdad en la revista Semana como adelantó ESdiario. Tres décadas en silencio. Es la sombra de Teresa Campos. El hombre que lo ha vivido todo en primera persona. No es un testimonio más. Es el testimonio como prueba testifical y documental. Es testigo y tiene los documentos.

Gustavo Guillermo, la persona que más conoce a la comunicadora malagueña desde que se conocieran en TVE siendo Gustavo un empleado de la televisión pública. Teresa se fija en él y desde entonces son inseparabales. Discreto y fiel. Es el perfil de Gustavo. Este miércoles ha roto su silencio en la revista que dirige Jorge Borrajo. Gustavo habla con la autorización de Campos.



Desenmascara a Edmundo Arrocet. El hombre que compartió seis años con Teresa. Gustavo lo vio todo. Mucho más de lo que vieron los demás. Incluida ella. Mantuvo una estrecha relación con el personal de servicio de la casa de Campos. Personal que se tuvo que ir de su puesto de trabajo porque no soportaban al cómico, según cuenta la revsita Semana en esta nueva exclusiva.

Edmundo Arrocet engañó a Teresa Campos cuando llegó a su casa: era todo fachada

Edmundo engañó a Teresa. Llegó al domicilio de la presentadora sin un duro como apunta sin rodeos el hombre que más cerca ha estado con Campos. Bigote aparentaba lo contrario. Era fachada.

Gustavo relata los grandes sufrimientos de la comunicadora en esos seis años. Detalla uno de los más duros. Cuando se fue a Buenos Aries para dos semanas y estuvo 2 meses. Coincide con el 78 cumpleaños de Teresa Campos. Gustavo está indignado por cómo se comportó el cómico chileno con su segunda madre. Así se refiere Guillermo a la persona con la que lleva trabajando más de 30 años. No es un testimonio más. Lo ha vivido. Lo ha sufrido y tiene las pruebas.

Gustavo Guillermo asegura que Edmundo miente. Y lo demuestra. Hay un parte que la enseña y otra se guarda porque sabe que el objetivo de esta entrevista es no permitir dejar por los suelos a Teresa Campos. Edmundo ha intentando destrozar a quien un día fue la reina de las mañanas y no lo va a consentir.