| 20 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Poveda y Pantoja, compartiendo escenario
Poveda y Pantoja, compartiendo escenario

La dura confesión de Miguel Poveda sobre su relación con Isabel Pantoja

Conocida es la amistad entre los dos artistas y también el conflicto que les distanció, aunque el cantante ha aclarado ahora con contundencia cuál es la realidad actual de su relación.

| Redacción Chismógrafo

La admiración mutua les llevó a formalizar una amistad que traspasó la complicidad de los escenarios. Pero algunas diferencias artísticas y personales separaron a Miguel Poveda e Isabel Pantoja hasta un extremo que el cantante catalán ha revelado ahora con toda crudeza.

El distanciamiento en este momento es total, aunque el afecto sigue existiendo, según ha constatado Poveda en una reciente entrevista. "Cuando murió su madre, al poco tiempo le puse un mensaje y me contestó muy cariñosa. Siento empatía por la gente que sufre. Cuando murió mi padre estuvo hasta el último momento”, ha revelado.

“Hemos podido tener nuestros desencuentros, yo he podido estar molesto, ella ha podido estar molesta, se lo digo a ella, no se lo cuento al mundo", ha contado el cantante, sin querer entrar en detalles sobre el cariz del enfrentamiento que les distanció. 

 

Sí ha aclarado Poveda el alcance de esta separación, asegurando que han tenido "unos años de silencio" en los que cada uno ha ido "por su camino". "Pero ante una cosa así... Se muere su madre, yo la conocía, era maravillosa hasta donde yo la traté", ha confesado. Para el artista, doña Ana era una mujer "cariñosa" y quiso mandarle unas corona y su cariño.

"Ya no sé, si lo supiera no contaría su estado de ánimo ni sus cosas. Solo que sepa que la vida es una, a ella y a todo el mundo", ha concluido Poveda, dando a entender que la reconciliación puede producirse en cualquier momento… si los dos ponen de su parte.

Aunque en la actualidad, dado el estado de ánimo tan bajo por el que atraviesa la tonadillera, parece que tendrá que ser el catalán quien deba tomar la iniciativa.