| 29 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La Reina Letizia y sus hijas la Princesa Leonor y la Infanta Sofía.
La Reina Letizia y sus hijas la Princesa Leonor y la Infanta Sofía.

El remate de Peñafiel a Letizia: "no respondía al teléfono, volvió al Rey loco"

El veterano cronista de las Casas Reales vuelve a la carga contra la Reina y en un demoledor artículo revela lo nunca dicho sobre el inicio de la relación entre el Príncipe y la periodista.

| ESdiario Chismógrafo

El veterano Jaime Peñafiel ha aprovechado un recordatorio del reciente fallecimiento del periodista Pedro Erquicia para sacar a la luz algunos detalles de la cena, en la que él ejercía de anfitrión, en la que se conocieron los actuales Reyes de España, el entonces el Príncipe Felipe y la periodista del Telediario de La 1 de TVE, Letizia Ortiz.

Sobre lo que hablaron esa noche escribe Peñafiel en Pronto y cuenta que Felipe estaba muy orgulloso con su nueva vivienda cerca de la Zarzuela, aunque ambos se sintieron muy incómodos con la conversación, sobre todo por la displicente actitud de la periodista.

Y es que, según cuenta el mentado, Felipe le explicaba con detalle cómo eran los 1.700 metros cuadrados de su palacete y ella le hablaba de su modesto piso de dos habitaciones en el barrio de Valdebernardo.

"Todas mis cosas cabrían en tu dormitorio", le contestó Letizia a un cortado Felipe.

Aquella noche, Felipe sólo sabía que quería que la periodista que cada mediodía saludaba a los espectadores del Telediario le diera a él los buenos días en privado. Pero desconocía o no se preocupó en saber cuál era su pasado, que había estado casada, que su madre era enfermera sindicalista de izquierdas, que su padre trabajaba en la radio o que su abuelo era taxista.

Y continua el cronista asegurando que desde un primer momento parece ser que Letizia le habría dicho a su futuro marido que ella no sería una amante más, supongo que viéndole las orejas al lobo después del historial de su suegro Juan Carlos

Sólo unos días después de la cita se marchó el entonces príncipe, por motivos profesionales, a la Cumbre Iberoamericana de Santo Domingo. Y justo después se marchó hacia Costa Rica por motivos personales. Ella casi no le cogía el teléfono ante sus insistentes llamadas. Sin embargo, días después volvieron a quedar en un centro comercial.

Y llega el remate final: "La estrategia provocó un efecto en Felipe de perder la cabeza. El futuro rey casi se volvió loco con la distancia. La llamaba todos los días mientras ella se estaba tomando una piña colada. Y no siempre ella le cogía el teléfono. Eso le hacía enloquecer más, hasta el punto de deprimirse desesperado. Fueron unos días donde Felipe pensó seriamente la posibilidad de renunciar a sus derechos a la Corona".