07 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Toñi Moreno.

Toñi Moreno muestra una cara de sí misma nunca vista: no parece ni ella misma

Sin palabras se han quedado todos los que siguen sus aventuras y desventuras en las redes sociales. Vale que la presentadora no se corta un pelo a la hora de mostrar la verdad pero esto...

| ESchismógrafo Chismógrafo

Si algo caracteriza a Toñi Moreno es su naturalidad y su sinceridad a la hora de hablar de sí misma. La presentadora nunca ha ocultado lo duro que fue tanto su embarazo como los primeros meses de vida de su pequeña Lola, a la que está criando en solitario.

Con mucho sentido del humor, y llorando cuando así lo ha sentido, la gaditana ha ido confesando cómo se organiza en su día a día para cuidar sin ayuda a su hija de diez meses, dedicarse algo de tiempo a sí misma y poder compaginar su maternidad con el trabajo.

Sin embargo, este jueves la de Sanlúcar mostró una cara de sí misma que no había enseñado hasta ahora y que, no se puede negar, ha dejado impactados a no pocos. Y es que en su última publicación de Instagram, en la que anuncia que a partir de este jueves se puede encontrar en las librerías su libro Madre después de los 40 Toñi ha decidido que veamos, casi un año después, cual era su verdadero aspecto horas antes de dar a luz a Lola. Y no se puede negar que ha tenido épocas mejores.

Y es que la maternidad no es de color de rosa y en la sorprendente fotografía se ve a una Toñi hinchada, agotada y con unas ojeras que le llegan hasta los pies. Así estaba pocas horas antes de que llegase al mundo su pequeña y, fiel a su naturalidad, no ha dudado en compartirlo con todos sus seguidores.

Fiel a sí misma y sin maquillajes, la gaditana vuelve a mostrar la cara más dura y real del embarazo, demostrando que las famosas también son personas de carne y hueso y no todas están perfectas antes y después de dar a luz.