05 de Agosto de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El nombre de la cuarta en discordia del Merlosplace: tenemos su verdadero "yo"

Alfonso Merlos, Marta López, Alexia Rivas y Javier Negre: la verdad del "cuadrado" de moda. Iñigo Errejón “confinado” en el centro de Madrid al son del sol de su balcón y con música melódica

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

Es el culebrón de la semana, del mes o quizás del año. Periodismo y famosos son los ingredientes de esta historia que podría ser perfectamente el guión de una serie de televisión para el late night por su contendido erótico. La realidad supera la ficción. Este fin de semana, Alfonso Merlos, su novia Marta López y su "otra novia" Alexia Rivas han copado todas las franjas horarias de Telecinco.

El vídeo donde Alfonso Merlos conectaba con su director Javier Negre en el programa Estado de Alarma y de fondo una señorita semidesnuda se ha convertido en viral.

La señorita es su compañera de oficio periodístico Alexia Rivas, reportera de Socialité que presenta María Patiño. Todo podría ser de lo más usual o inusual -según la forma de vida de cada uno- si no fuese porque el programa es emitido horas después de grabarse. Algo que podría facilitar la edición y evitar el momento de la aparición de una Rivas en bikini. La razón que se da para no editarse el vídeo es que la chica podría ser hija de Alfonso Merlos y no tendría que editarse.

Si hubiese sido su hija en realidad, no habría duda alguna en editarse la grabación. No hay discusión alguna. De ahí que la razón de la emisión sin edición se queda en el limbo de la duda o de no creíble. Entonces, ¿por qué no se edita el vídeo? Hasta el momento, la interpretación más creíble es que todo es producto de la traición. Puede que haya necesidad de que se conozca por parte de quien no evita la desaparición de que Alexia Rivas pasea por casa de Merlos con un café y una tostada o "un churro". Claro serían churros congelados porque las tiendas de churros permanecen cerradas desde el pasado 14 de marzo.

La única explicación que cuadra más con los datos objetivos con los que cuenta ESdiario es una posible traición de Javier Negre a su amigo y colaborador Alfonso Merlos. Es casi imposible no percatarse de ese momento en las cinco horas que trascurren entre la grabación y la emisión del programa Estado de Alarma. A no ser que todos los que durante esas cinco horas tuviesen en su posesión el vídeo fuesen ciegos.

En las últimas horas, una mujer de nombre Ruth Serrano Rubio podría ser la responsable de esta venganza. Un vídeo donde Merlos y esta mujer disfrutan de la noche madrileña como una pareja recién conocida. Con mucho amor a los cuatro vientos.

Ruth nace en Talavera de la Reina y desde hace años reside en Madrid. Es hermana de un conocido DJ de nombre Hugo Serrano. Según las informaciones con las que cuenta este periódico, Ruth podría haber sido amiga especial de Javier Negre y Alfonso en tiempos coincidentes. Esto no sería más que una vendeta "entre machos".

Aquí Ruth no tiene más papel que el de conocer qué pasa en esta historia de amor a dos o tres bandas o sólo una guerra entre hombres, Javier Negre y Alfonso Merlos, y lo que hasta ahora se ha producido es una riña entre mujeres, Marta LópezAlexia Rivas.

Merlos es una habitual del local de moda Lux, al lado del restaurante Amazónico, donde se reúne lo más "granao" la sociedad madrileña con música flamenca en directo y pañuelo en chaqueta puesta y pantalón de pinzas pesquero y entallado y calcetín visto.

Otra de las imágenes del confinamiento ha sucedido este fin de semana en el centro de Madrid. En la calle Escalinata con vistas al Teatro Real y en un balcón no "cara al Sol" sino "espalda al Sol" se hallaba Iñigo Errejón.

Es el chico de camiseta negra. Se trata de un edificio donde vive parte de su familia paterna. Es una de las zonas con más solera del entorno de Ópera de Madrid. Y más ambientada. Allí se toma el sol y se baila al son de la música. A muy pocos metros se halla confinado otro de los políticos otrara actor de teatro, Toni Cantó.