| 26 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Marcos Llorente durante el Levante-Atlético.
Marcos Llorente durante el Levante-Atlético.

Morata y Llorente le dan 'correa' a un Atleti que ya está en cuartos de la Copa

El conjunto colchonero se impuso por 0-2 al Levante en el Ciutat de Valencia y estarán en el sorteo del próximo viernes para pelear por un campeonato con el que poder salvar la temporada.

| Alberto Marrero Deportes

El Atlético de Madrid estará en los cuartos de final de la Copa del Rey después de ganar por 0-2 al Levante. Los goles de Morata y Llorente permiten a los del Cholo estar en el sorteo del próximo viernes tras un partido que fue complicado para los colchoneros pero que desatascó Correa cuando entró al verde en la segunda mitad.

Al Ciutat de Valencia viajaba el Atlético para enfrentarse a uno de los equipos de segunda división que continuaban vivos en esta Copa del Rey. Entre todos le tuvo que tocar el que peor se le ha dado en los últimos años, pero gracias a un gran Ángel Correa pudieron llevar a buen puerto esta eliminatoria de octavos de final.

La gran novedad en el once del Cholo Simeone, aunque ya lo había anunciado el bonaerense, era la titularidad de su compatriota Rodrigo de Paul, que ya habrá dejado de celebrar un mes después el Mundial. Kondogbia, Llorente y Pablo Barrios le acompañaban en la medular. Por detrás, Nahuel, Savic, Hermoso y Reinildo, además de Oblak. Como hombres más adelantados, esperando a Memphis Depay, Morata y Griezmann.

Los primeros minutos parecían indicar que el Atlético podría llegar a tener un día plácido, pero mucho control del balón y poco acercamiento. Griezmann bajaba a recibir y crear juego como siempre, Pablo Barrios no se escondía y De Paul y Llorente lo intentaban, pero no encontraban la forma de poner a prueba al guardameta granota.

Pudo haber penalti a Morata, pero el delantero colchonero estaba en su lugar favorito: en fuera de juego. A partir de ese momento los de Javier Calleja empezaron a venirse arriba y a base de centros y saques de esquinas consiguieron encerrar a los colchonero. De hecho, con una jugada ensayada en un córner abrieron la lata, pero el tanto no subió al marcador por una falta de Bouldini sobre Oblak en el salto, al que le puso el brazo en la cara.

Guiados por el juego de Montiel, Pablo Martínez y Pepelu el Levante era el mejor equipo sobre el verde del Ciutat de Valencia. El Atlético no encontraba la fórmula para salir de su campo, aunque en los últimos minutos del primer tiempo lo logró, pero sin premio. El 0-0 lucía en el luminoso cuando el colegiado señaló el descanso.

Tras el intermedio Correa ingresó en el campo por Pablo Barrios y los tres argentinos que ganaron el Mundial hace un mes estaban sobre el terreno de juego. El fútbol del Atlético fue mejorando con Angelito interviniendo en cada acción, pero parecía que ni él ni ninguno de sus compañeros se atrevía a disparar cuando se acercaban a las inmediaciones del área.

De los pies de Correa nació la jugada con la que el Atlético abrió la lata. Buena acción del argentino, que se la dio a Llorente para que el ’14’ pusiese un centro al segundo palo donde no perdonó Álvaro Morata. Se adelantaban los rojiblancos y había más de media hora para ver si los de Siemone se echaban para atrás o buscaban el segundo.

Llorente se gana los cuartos

Pese a verse por debajo en el marcador y tener un objetivo más importante en la Liga Smartbank el Levante no le perdió la cara a un partido que se fue calentando y en el que reclamaron un penalti en un salto entre Kondogbia y Álex Muñoz que quedó en nada. Ambos equipos tuvieron las suyas, pero el Atlético ya sin un Morata que se había ido al banquillo hacía un rato por Saúl.

Correa, con un disparo desde fuera del área, y Mario Hermoso con un testarazo pudieron cerrar el partido, pero ahí estaba el portero del Levante para mantener la esperanza de los locales. En el descuento sí que lo consiguió Marcos Llorente, que transformó el segundo tras un mano a mano con el portero rival. Llegó el esperado pitido final que les clasificaba para los cuartos de final de la Copa del Rey. El viernes conocerán a su rival en el último choque que será a partido único.