23 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Marcos Llorente, disparando ante la meta valencianista.

El nuevo Atleti ofensivo gana su sexto partido seguido con gol en propia meta

El Atlético de Madrid empata en el coliderato con la Real Sociedad gracias a una victoria muy trabajada en Mestalla (0-1) que definió un gol en propia meta del valencianista Lato.

| Agustín Díaz Deportes

Es muy posible pensar que el Atlético de Madrid no habría ganado solo por la mínima en Valencia si hubiera estado Diego Costa en la punta de su ataque. Si aún así existe alguna duda, se puede pensar en qué hubiera pasado con Luis Suárez y ahí ya no habría quien pensara la contrario. El equipo de Simeone hizo todo lo posible para ganar sobradamente en Mestalla, pero las ocasiones que tuvo se encontraron con Jaume o, en su defecto, con la mala suerte. 

El encuentro tuvo como prólogo un momento muy emocionante. Se guardaba un minuto de silencio por el recuerdo del mito valencianista Juan Cruz Sol, pero también por el alma de Diego Armando Maradona, fallecido el pasado miércoles. Y en medio del silencio, sonó un aplauso. Y el autor era Diego Simeone, compañero de uno de los mejores de todos los tiempos, tanto en el Sevilla como en la selección argentino. Batió las palmas, con los ojos vidriosos, en un minuto que quedó para la memoria del sentimiento. 


Simeone reservó a Joao Félix y a Carrasco en vista del determinante duelo ante el Bayern del próximo martes en el Metropolitano y dio entrada a Lemar. Curiosamente, el francés fue el mejor del Atleti en un primer tiempo bastante tedioso en los primeros 35 minutos, que cambió al final con un amplio dominio rojiblanco. Ahí llegaron dos buenas ocasiones de Lemar y otra de Correa, contra las que respondió el irregular Jaume Domenech con brillantes paradas. 

Inspirado en esos últimos minutos, el Atleti salió del vestuario con ganas de proseguir el dominio y las oportunidades. Y con Joao Félix, del que se espera que brille en cualquier ocasión en la que toque el balón. Sin embargo, el cambio decisivo fue la entrada de Carrasco, que no paró de castigar a Wass por la banda izquierda. 

El Atleti siguió y siguió atacando y dejando al Valencia completamente insignificante, sin pasar de la línea del centro del campo y con Oblak, otra vez, como mero espectador. 

Cuando Simeone se estaba empezando a desesperar al no ver transformado su dominio en goles y victoria llegó el tanto del Atlético. Corría el minuto 78 cuando el enésimo ataque de Carrasco por la izquierda acabó con un buen centro al área que marcó, en propio meta, el lateral valencianista Lato, en el equipo titular che por la lesión del internacional Gayá. 

Con este meritorio y trabajado triunfo, el sexto consecutivo, el Atlético de Madrid empata con la Real Sociedad en el coliderato, aunque con un partido menos que el equipo donostiarra, que mañana tendrá un duro rival enfrente, como es el Villarreal.