| 01 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Benzema celebra uno de sus goles ante el Espanyol.
Benzema celebra uno de sus goles ante el Espanyol.

Benzema se acerca cada vez más a su primer Balón de Oro

El delantero francés del Real Madrid sigue demostrando estar en un estado de forma magnífico y sus registros goleadores no paran de crecer en busca del gran título individual que le falta.

| Alberto Díaz Deportes

Cuando Cristiano Ronaldo se fue del Real Madrid las dudas sobre quién sería el nuevo referente mundial del equipo invadieron el Santiago Bernabéu, dudas que poco después se convirtieron en cerezas al ver cómo Karim Benzema maduraba como futbolista tras alejarse de la sombra alargada del portugués. Desde que se fue Cristiano, Benzema es el goleador del equipo y el hombre de las grandes citas. Karim ha demostrado ser un futbolista total, incrementando sus registros hasta tal punto de colocarse entre los mejores de la historia del club blanco. El pasado domingo, sin hacer un buen partido, volvió a ser desequilibrante con dos goles para certificar la victoria de su equipo; tanto es así que ya son muchos los que piensan que el Madrid sin Benzema no sería ni la mitad del equipo que es a día de hoy. Por méritos propios, el francés se ha ganado el derecho a ubicarse entre los favoritos para conquistar el Balón de Oro de este año.

 

El máximo galardón individual que puede recibir un jugador en el mundo del fútbol está al alcance de muy pocos, sobre todo tras la era dominada por Leo Messi y Cristiano Ronaldo, dos jugadores que acapararon casi todos los Balones de Oro en los últimos quince años. Messi y Ronaldo ya han pasado a un segundo plano, puesto que la edad empieza a pasar factura, y, aunque Benzema tampoco es un juvenil, a sus 34 años está en el mejor momento de su carrera para recibir su primer balón bañado en oro. Tras haber recibido recientemente el premio que le acreditó como el mejor jugador del mundo a ojos de la FIFA la pasada temporada, a Karim solo le falta colocar en sus vitrinas el trofeo que en su momento empezó a entregar la revista francesa France Football y que a día de hoy se ha convertido ya en un icono mundial en el mundo del fútbol.