18 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El Mayweather-Paul, uno de los mayores insultos para los aficionados al boxeo

El combate, del que poco se esperaba, ha demostrado que la vuelta de Mayweather ha sido solo por causas económicas (se llevó 100 kilos) y ha degradado los valores que envuelven al deporte.

| Julen Izquierdo Deportes

El Sun Life Stadium fue testigo anoche de una pantomima. Llevamos meses con el runrún del combate entre Mayweather y el youtuber Logan Paul y poco podía esperarse de este. Los pronósticos se cumplieron y los expertos y grandes aficionados al boxeo deben sentirse ahora mismo insultados con el "espectáculo" que ambos púgiles dieron anoche. 

Floyd Mayweather, uno de los mejores de todos los tiempos, volvió a dejar claro que hace años que este deporte le importa bien poco. Se apartó de su retiro únicamente para embolsarse 100 millones de euros. No tenía que sorprendernos, ya que antes de la velada sostuvo que "me retiré del boxeo, pero no me retiré del entretenimiento o de hacer dinero". 

Una actitud que daña la práctica y mancha el nombre de otros grandes como Ali, Sugar Ray Robinson, Pacquiao, Foreman, Julio César Chávez o Canelo Álvarez, por citar algunos nombres. La pelea fue esperpéntica. Logan Paul, un intruso en el deporte que en realidad no hace más que su trabajo, que es atraer a sus millones de seguidores en redes sociales,  aguantó los ocho asaltos ante el exboxeador. 

Mayweather bailaba, sonreía y hacía fallar constantemente a Paul, que conectó solo 28 de los 217 golpes que lanzó durante la pelea. Al estar esta pactada, no había votos ni jurado. Solo podía haber KO para que se declarase un ganador. Una posibilidad que Mayweather no contempló en ningún momento y a la que Paul ni soñaba con acercarse. 

El expúgil estadounidense vuelve a su retiro. Durante su carrera nos ha regalado grandes noches. Quedémonos con ellas y olvidemos lo de esta madrugada.