14 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El atlético Felipe, en un lance del juego con Sancet.
El atlético Felipe, en un lance del juego con Sancet.

El Atleti se deja el alma y media Liga al caer en San Mamés (2-1)

Un poderosísimo cabezazo de Íñigo Martínez a falta de cuatro minutos para el final deja a un buen Atlético, muy superior en la segunda parte, a expensas del Barcelona en la cabeza de la Liga

| Agustín Díaz Deportes

El Atlético ha caído en San Mamés (2-1) en un emocionantísimo encuentro que el equipo de Simeone pudo empatar, e incluso, ganar. Con este resultado, si el Barcelona gana el jueves su partido aplazado ante el Granada, se pondrá líder por primera vez en la temporada. 

Simeone sorprendió con el once inicial al dar continuidad a los mismos jugadores que habían vencido consecutivamente al Eibar y al Huesca con más goles que fútbol. Luis Suárez, Joao Félix y Lemar volvían a la convocatoria, pero el técnico del Atlético apostó porque vieran la primera parte desde la grada. 

El Atlético salió a San Mamés con el aliento en el cogote del Barcelona, que ganó a media tarde en Villarreal (1-2), con la suma de un nuevo candidato de hecho, el Sevilla que se impuso al Granada (2-1) poco después y con la buena noticia del resbalón del Real Madrid ante el Betis. El conjunto rojiblanco tenía toda la presión y eso lo aprovechó de manera perfecta un Athletic Club lleno de meritorios con muchas ganas de jugar y de salir del pesimismo que envuelve Bilbao después de perder dos finales de Copa consecutivas. 

El partido comenzó con ritmo y con el equipo de Marcelino con ganas de jugar como al técnico asturiano más le gusto: de manera vertical. El Athletic Club hizo pagar muy cara a su homólogo madrileño el primer error que tuvo Renan Lodi en su banda izquierda. Se unió un fallo del lateral brasileño a un nuevo capítulo del programa que recoge la mala suerte que tiene su compatriota Felipe cada vez que un balón con peligro entra en el área. Una contra de libro del equipo vasco concluyó con un centro de Capa que, después de envenenarse tras el intento de rechace de Felipe, llegó franco a Belenguer, que cabeceó a las mallas de Oblak. Era el minuto 9. 

El gol le dolió sobremanera al Atlético, que, decidido, se lanzó al ataque y por algunos momentos llegó a encerrar a los bilbaínos junto a la meta del irregular Unai Simón. De hecho, Carrasco estuvo a punto de empatar nada más encajar gol y el equipo de Simeone lanzó saque de esquina tras saque de esquina. Ángel Correa, en buena racha después de sus últimos goles, lo intentó tras otra maniobra extraordinaria, pero el balón se fue lejos de la portería. 

Pero el Athletic Club no se arredró y, con grandísima velocidad, salía con fantásticos contragolpes que metían aún más miedo al líder del campeonato. 

A Simeone le debió gustar, pese a la derrota, esta primera parte porque el equipo regresó al campo después del descanso sin ninguna variación en el equipo. Eso sí, tanto Luis Suárez como Joao Félix y Lemar salieron a calentar por la banda del impresionante San Mamés nada más se escuchó el pitido inicial.  

Marcos Llorente estuvo a punto de empatar el encuentro con un buen disparo desde la frontal del área, mientras que Ángel Correa tuvo otra buena ocasión y una más Carrasco cuando aún no se habían superado los diez primeros minutos de la segunda parte. Estaba llegando el Atlético con buen fútbol. Solo faltaba el gol. Y para ello salieron, en un solo cambio, Luis Suárez, Lemar y Joao Félix. Trippier, Herrera y Saúl se fueron al banco para ello. Eso sí, Simeone lo hizo justo después de que el Athletic pudiera haber sentenciado en una espectacular contra de libro, que acabó con el balón por encima del larguero. 

El Atlético, necesitado de, al menos, empatar hizo lo que tenía que hacer: atacar y encerrar al Athletic. Y así fue. Con incesantes penetraciones de Marcos Llorente, ya como lateral derecho, y con un córner tras otro y oportunidades de todos los colores, pero no llegaba el gol, aunque aún quedaban 2o minutos largos para no dejarse media Liga en San Mamés. El Atlético, esta temporada y las anteriores, ha ganado decenas de partidos con la mitad de las oportunidades de las que estaba disfrutando en Bilbao. 


Savic empató en el enésimo córner

Nada más salir Williams al campo, dejó en evidencia a Savic y su centro fue rematado por Unai López, que también acababa de salir, pero Mario Hermoso salvó el gol que ya se cantaba. Y en la siguiente jugada, ya en el minuto 77, Savic remató en el primer palo el enésimo córner. Unai Simón, como acostumbra, salió a por uvas, y el Atleti empató un encuentro que nunca merecía perder. 

 

 

 

Con diez minutos por delante, el equipo rojiblanco solo podía lanzarse a por la victoria porque la segunda parte estaba siendo de mucho mérito y el equipo que tenía en el campo solo era para ir al ataque. Un buen centro de Marcos Llorente fue desviado por Íñigo Martínez cuando Luis Suárez iba a rematar y así seguía un encuentro de un gigantesco desgaste físico. 

Y, sin embargo, todo ese trabajo se vino abajo en el minuto 86. Un córner en contra acabó con un poderosísimo remate de cabeza de Iñigo Martínez, que fusiló a Oblak. Absolutamente injusto, pero real como la vida misma.