| 21 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Javi Galán conduce el balón durante un partido de la pasada temporada con el Celta.
Javi Galán conduce el balón durante un partido de la pasada temporada con el Celta.

El Barça quiere pescar en Vigo e insiste por Javi Galán

La entidad azulgrana está teniendo dificultades para cerrar el fichaje de Marcos Alonso y han decidido reactivar la opción de incorporar al lateral izquierdo del Celta.

| Alberto Díaz Deportes

La plantilla del Barça todavía no está cerrada y en la recta final del mercado van a intentar concretar más fichajes. Joan Laporta y los suyos llevan días negociando con el Chelsea y con Marcos Alonso para poder acometer ese fichaje que serviría para ponerle la guinda a la plantilla a nivel de efectivos. Xavi Hernández necesita un jugador específico para incrementar la competencia con Jordi Alba en el lateral izquierdo, ya que considera necesario doblar esa posición al tener en cuenta que Alba no podrá asumir todos los partidos de una larga temporada. Marcos Alonso es la opción principal, pero no está resultando fácil; de ahí que los dirigentes culés hayan activado ya una operación que quedó relegada a un segundo plano hace unos meses y que hoy se vuelve a reactivar, una opción que pasa por arrebatarle a Javi Galán al Celta de Vigo.

 

El Barça se ha fijado en Javi Galán y estaría dispuesto a acometer ese fichaje. Por el momento, el lateral extremeño está tranquilo en Vigo y no le consta que haya llegado ninguna oferta en firme, aunque su entorno ya le ha transmitido que se prepare estos días para escuchar la propuesta del Fútbol Club Barcelona. En Vigo, Galán es un fijo para Coudet ya que se ha convertido en uno de los mejores laterales izquierdos de la liga española a día de hoy, por eso, en el Celta tienen ciertas dudas a la hora de dejar marchar a Galán rumbo a Barcelona. La directiva presidida por Carlos Mouriño podría estudiar la oferta que realice el Barça por Galán siempre y cuando la cantidad que ponga el club catalán encima de la mesa se acerque a la cláusula de rescisión que tiene el jugador, una cifra que debería rondar los 18 millones de euros.