| 08 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Los jugadores del Atlético de Madrid celebran uno de los cuatro goles marcados ante el Numancia.
Los jugadores del Atlético de Madrid celebran uno de los cuatro goles marcados ante el Numancia.

El córner más surrealista y un portero jugando de delantero: así es el Atlético

El capitán Koke accedió a hacerse un selfie mientras lanzaba un saque de esquina y Simeone mandó al suplente de Oblak, Gomis, a jugar de delantero al quedarse con 10 en el primer amistoso.

| Agustín Díaz Deportes

Debutó, por fin, el Atlético de Madrid en pretemporada y lo hizo con una solvente victoria frente al alicaído Numancia, ahora en Primera RFEF, por 0-4 en el tradicional torneo que se celebra cada verano en la localidad soriana de Burgo de Osma en recuerdo al mítico expresidente Jesús Gil y Gil. Y en los noventa minutos que duró el encuentro, pasó de todo. Vayamos recopilando. 

Pese a los ensayos en Los Ángeles de San Rafael, Simeone jugó con tres centrales; esto es, el sistema con el que se estrelló el pasado año. Oblak; Wass, Savic, Giménez, Reinildo; De Paul, Kondogbia, Lemar, Carrasco; Correa y Morata fue el primer once atlético en la pretemporada. En una de las primeras jugadas del encuentro, el Atlético de Madrid fue castigado con un penalti que Oblak, renovado hasta 2028, acertó a detener. 

 


Otro de los que han ampliado contrato en las últimas semanas, Thomas Lemar, abrió el marcador con un auténtico golazo. Y el de Ángel Correa a la salida de córner, no fue mucho peor. Kondogbia marcó el tercero antes del descanso y Matheus Cunha, que salió en la segunda parte, cerró el concluyente marcador. 

Hubo minutos para Axel Witsel en la segunda mitad, pero no así con Nahuel Molina, pese a que estaba en el banquillo. El asunto es que el Atlético quería esperar a la confirmación oficial de su fichaje, que se ha producido este mediodía, y prefirió no arriesgar. 

 

Pero es que, además, hubo claras protestas entre los aficionados atléticos que se manifestaron en contra del hipotético fichaje de Cristiano Ronaldo por el Atlético de Madrid y en la localidad soriana se vivieron dos momentos claramente surrealistas. El primero, un selfie que aceptó hacerse Koke justo antes de lanzar un saque de esquina. El segundo, el hecho de que Antonio Gomis, portero del Atlético de Madrid, jugara los últimos minutos del encuentro, pero no debajo de la portería si no en la punta del ataque. El asunto es que Mario Hermoso se lesionó y no había más jugadores disponibles. Simeone prefirió el surrealismo a concluir el encuentro con diez futbolistas sobre el campo. 

 

Para concluir el espectáculo, invasión de campo y Antoine Griezmann poniendo malas caras ante las peticiones de los seguidores rojiblancos. El próximo partido de pretemporada del Atlético, ya más serio, será el sábado (13:45 horas) en Oslo y estará cargado de morbo. El rival será el Manchester United y no parece que Cristiano tenga minutos en ninguno de los dos equipos.