| 23 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Deschamps dando instrucciones durante la final del Mundial de Catar ante Argentina
Deschamps dando instrucciones durante la final del Mundial de Catar ante Argentina

Sale a la luz el enorme enfado de Deschamps y Mbappé en el descanso de la final

Con 2-0 en el marcador a favor de Argentina, el vestuario francés fue el escenario de gritos y palabras elevados de tono del seleccionador y la estrella demandando una reacción al equipo.

| Mario López Deportes

Didier Deschamps, seleccionador de Francia, se marchó al descanso de la gran final del Mundial de Catar ante Argentina con un cabreo gigantesco. Perdían 2-0 y no daba sensación de estar jugándose toda una Copa del Mundo. Incluso llegó a realizar dos cambios antes del descanso sustituyendo a Giroud y a Dembelè, dos titulares, hasta ese momento, indiscutibles. 

"Necesitamos más precisión en los pases, más precisión en las decisiones. No son compactos. Tienen que estar más cerca uno del otro. ¡Ustedes no están allí! No están en ninguna segunda pelota. ¡No están jugando en una final de la Copa del Mundo!", dijo el seleccionador, que acababa golpeando una mesa con furia.

El discurso del seleccionador no acababa ahí y Deschamps quiso intentar hacer reaccionar a los suyos elevando el tono del discurso: "Señores, yo les voy a decir sin enfadarme. ¿Saben la diferencia que tenemos enfrente? Se la voy a decir. ¡Que ellos juegan una puta final y nosotros no!”.

Según L’Equipe, Steve Mandanda, uno de los guardametas de los blues y voz autorizada entre los veteranos, también tuvo su momento para intentar levantar los ánimos de su equipo: "Ahora muchachos, ya está hecho, perdemos 2-0 (...) Esto de remontar ya lo hemos hecho, es posible. Pero hay que salir al campo con otro estado de ánimo, muchachos. ¡No es posible hacerlo estando como estamos!”.

"No podemos hacerlo peor de lo que lo hicimos"

Kylian Mbappé también llegó a tomar la palabra en el discurso que se estaba realizando en el vestuario. Kylian había estado desaparecido en el encuentro, pero finalmente fue decisivo con su hat-trick para forzar la prórroga y los penaltis en un partido en el que Argentina se había puesto por delante en dos ocasiones. "¡No podemos hacerlo peor! ¡Es una final de la Copa del Mundo!, tronó el delantero de la selección gala. ¡Es una Copa del Mundo muchachos, es el juego de su vida! De todos modos, no podemos hacerlo peor de lo que hicimos “. Volvamos al campo y pongamos un poco de intensidad, nos metemos en los duelos y hacemos otra cosa muchachos. ¡Es una final de la Copa del Mundo! Estamos perdiendo por dos goles. ¡Podemos volver! Chicos, esto es algo que solo sucede cada cuatro años", finalizaba.

Y después sucedió lo que ya todo el mundo conoce.