| 03 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Panorámica del Wanda Metropolitano antes de un partido esta temporada.
Panorámica del Wanda Metropolitano antes de un partido esta temporada.

La UEFA castiga al Atlético por los saludos fascistas de algunos hinchas

El club rojiblanco se expone a una sanción del cierre parcial del Wanda Metropolitano por los gestos que realizaron unos aficionados colchoneros en el Etihad Stadium de Manchester.

| Alberto Díaz Deportes

Mañana se jugará la vuelta de los cuartos de final de Champions entre el Atlético de Madrid y el Manchester City en el Wanda Metropolitano. Los rojiblancos tendrán que remontar el 1-0 adverso de la ida, un partido que puede costarle caro a parte de la afición del Atleti. Algunos aficionados que se desplazaron a Manchester para presenciar ese encuentro de ida de esta eliminatoria, realizaron saludos fascistas en ese sector de la grada visitante del Etihad Stadium, algo que detectó la UEFA. El máximo estamento del fútbol europeo sanciona al Atlético de Madrid con el cierre parcial del Wanda Metropolitano en el partido de vuelta de dicha eliminatoria que se jugará mañana. Sanción dura que implica que paguen justos por pecadores.

 

La UEFA ha decidido penalizar el comportamiento discriminatorio que algunos aficionados del Atlético de Madrid tuvieron el martes pasado en la grada del Etihad, donde, como decimos, se pudo ver a algunos hinchas rojiblancos realizando el saludo fascista. Dicho lo cual, se ha ordenado ya el cierre parcial del Metropolitano mañana miércoles 13 de abril para el encuentro de vuelta de los cuartos de final ante el Manchester City. Según la decisión del órgano de Apelación de la UEFA, el club que preside Enrique Cerezo debe informar del sector que cerrará al público, que debe incluir como mínimo 5.000 localidades, y también deberá exhibir una pancarta con el lema "No al Racismo". Los cargos contra el club madrileño por incidentes, que iba a estudiar el órgano de Control, Ética y Disciplina, se referían al comportamiento discriminatorio de sus aficionados, según el artículo 14 del reglamento disciplinario del organismo, y al lanzamiento de objetos, de acuerdo al artículo 16 (2) (b).

Una vez expuesto el conflicto y conocida la sanción, el Atlético de Madrid recurrirá. Desde la directiva se considera desproporcionada la sanción y pedirá la suspensión cautelar de dicha sanción ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). Considera desproporcionado que por la acción de "dos o tres personas" se sancione a 5.000 espectadores y expone la imposibilidad de ejecutar el cierre parcial de ese número de asientos en el Wanda Metropolitano a dos días del partido y con todas las entradas vendidas.