| 03 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Willy Hernangómez y Jaime Pradilla, en un instante del encuentro ante Finlandia.
Willy Hernangómez y Jaime Pradilla, en un instante del encuentro ante Finlandia.

Alemania será este viernes el rival para los hermanos pequeños del gran Rudy

La increíble selección española de baloncesto buscará la final a partir de las 20:30 ante los anfitriones, con Willy Hernangómez como estrella y el ya histórico Rudy Fernández como guía.

| Agustín Díaz Deportes

"Cuando lo he oído he pensado: se está pasando. No he tenido que añadir broncas porque ese impacto emocional de la exigencia y la agresividad lo ha hecho el capitán". Estas esclarecedoras palabras fueron pronunciadas por Sergio Scariolo, el entrenador de la selección después de que España se clasificara, de manera sobresaliente, para la final del Europa al derrotar a una sorprendente Finlandia.


Ese capitán del que habla el brillante técnico italiano es, por supuesto, Rodolfo Fernández, Rudy para todos, un histórico del deporte español que, a sus 37 años, se ha convertido en el guía espiritual y en el ejemplo de los 11 jugadores restantes que componen un equipo tan espectacular que amenaza con, al menos, igualar la gesta que supuso ganar el Mundial 2019 en Japón

 


"¿Qué te puedo decir? Que es increíble", prosiguió Scariolo hablando del líder de su equipo. "Luego tiene la espalda mal, el cuello mal, la rodilla mal, pero él no está asustado. Ha robado balones en el tercer cuarto como si tuviera 18 años. Está liderando con el ejemplo en el sentido más completo de la palabra". 

La selección española de baloncesto ya está en la lucha por las medallas del Campeonato de Europa, lo que ha sucedido, ahí es nada, en las últimas 11 ediciones del torneo. Esta vez, cierto, parecía imposible, pero Scariolo y sus chicos se han empeñado en quitar la razón a los pesimistas-realistas que, antes de la competición, afirmaban que llegar a cuartos ya sería un éxito. Pero este impresionante equipo coral, con Rudy guiando, los hermanos Hernangómez liderando, Brown poniendo la calma, Brizuela anotando, Garuba saltando sin muelles y Alberto Díaz robando balones a los mejores bases del continente, ya no quiere parar. 

 


El penúltimo rival para llegar a la final será Alemania, la selección anfitriona, que ayer se impuso a la Grecia del todopoderoso Antetokoumpo por 107-96. Será un rival, por supuesto, muy complicado, en el que destacan el base anotador de los Rockets, Dennis Schroder, y Daniel Theis, el potente reboteador de los Pacers. El partido tendrá lugar este viernes, a partir de las 20:30 horas, en Berlín. 

La semifinal del otro lado del cuadro se conocerá esta noche. La sorprendente Italia querrá estirar su sueño ante la Francia de Rudy Gobert y los madridistas Heurtel, Yabousele y Poirier, mientras que Eslovenia, actual campeona y con Luka Doncic entre algodones, es la gran favorita frente a la selección de Polonia.