23 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Griezmann, en un momento del partido ante el Athletic.

Griezmann seguirá siendo jugador culé: La directiva no plantea su venta

El rendimiento del francés es muy decepcionante, ya que solo lleva anotados cinco tantos en 20 partidos (cinco por la Liga de Campeones y 15 en LaLiga) y ha dado dos asistencias.

| E. Valero Deportes

Es evidente que el presente del Barcelona no es el que se esperaba y es que todavía existen varios aspectos que se deben corregir en los próximos encuentros para volver a meterse en la disputa por el campeonato doméstico y de cara a los octavos de final de la Champions League. La falta de contundencia en la ofensiva es uno de los problemas más graves y uno de los responsables de esta situación es el francés Antoine Griezmann.

El atacante galo no está teniendo sus mejores días en Camp Nou, una situación que de no cambiar podría poner en entredicho su futuro dentro de la institución catalana. Sin embargo, por ahora, según medios españoles, la directiva blaugrana no tiene en mente la venta del ex delantero rojiblanco, ya que confían en sus capacidades y creen que pronto su presente cambiará y se convertirá en un jugador fundamental en la fase decisiva de la temporada.

Griezmann desde la llegada de Koeman al banquillo culé ha tenido toda la confianza del técnico neerlandés, pues en aquel momento el míster le hizo saber que lo veía convirtiéndose en uno de los líderes del equipo. No obstante, hasta el momento no lo está consiguiendo, debido a su poca participación en la elaboración de jugadas y a su falta de precisión. Antoine solo lleva anotados cinco tantos en 20 partidos (cinco por la Liga de Campeones y 15 en el campeonato doméstico) y dio dos asistencias, lo que significa que ha participado en el 16 % de los goles de su club en LaLiga y en el 12 % en la Champions.

Además, todo es aún más oscuro si se toma en consideración que en los últimos ocho encuentros del Barça, el francés no colaboró con goles ni dio ninguna asistencia y su último tanto lo encajó en la goleada 3-0 al Ferencvaros, en la quinta jornada de la Liga de Campeones.

En los últimos meses Koeman lo ha probado en distintas posiciones, pero el nivel del delantero galo no termina por aumentar y este podría ser el motivo por el cual el técnico culé lo ha dejado en reiteradas ocasiones en el banco. Sin embargo, desde la entidad blaugrana se ha expresado que sus suplencias se deben solo por decisiones deportivas, debido a que Koeman pretende que Messi juegue detrás de ‘un delantero centro más puro’, que se sienta cómodo en la posición junto con Pedri y algún otro extremo que pueda abrir más el campo, en un esquema táctico que complica al francés. 

Dicha situación, junto con el pedido del míster de incorporar un nuevo delantero, ha encendido las alarmas sobre la posible salida de Antoine del club azulgrana en esta ventana de fichajes, pero desde el Barça expresan que estas informaciones son totalmente falsas, pues la venta del atacante en el mes de enero no está siendo ni considerada. La directiva todavía cree en el ariete galo y el futbolista lo sabe, por lo que Griezmann solo debe seguir trabajando muy fuerte para que se termine consolidando en el once titular del club, ya que las condiciones técnicas las tiene y sigue siendo uno de los mejores delanteros del mundo.


Una venta muy complicada

Nada está dicho y todo dependerá del desempeño ‘del siete’ en lo que queda de temporada. El equipo necesita de sus goles al igual que él. Si todo sigue de la misma manera, la nueva directiva tendrá que tomar una decisión muy difícil, pues este fichaje le costó al club más de 100 millones de euros, una cifra que muy pocos conjuntos estarían dispuestos a desembolsar en el próximo mercado de verano, debido a la grave situación económica que atraviesan muchos equipos en Europa.