21 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Martin Odegaard, en el banquillo del Real Madrid, su lugar más habitual en lo que va de temporada.

Relegado al olvido: Odegaard no tiene lugar en el Real Madrid

Después de convertirse en un jugador verdaderamente diferencial en la Real Sociedad, el paso de Martin Odegaard por el Real Madrid está siendo poco más que testimonial.

El presente de Martin Odegaard en la casa blanca es totalmente distinto al que el noruego, y gran parte de la afición merengue, esperaba para esta temporada. El mediocampista de tan solo 22 años está siendo cada vez menos considerado por Zidane, y un claro ejemplo de esto se vio en la victoria (2-0) ante el Celta, partido correspondiente a la 17ª fecha de LaLiga, pues solo contó con cinco minutos.

La situación que vive el joven volante no es lo que soñaba en su regreso al Bernabéu, y mucho menos después de la gran temporada que alcanzó en el pasado curso con la Real Sociedad de Imanol Alguacil. Su llegada en el verano parecía que se debía a la confianza que se había ganado por parte del míster francés, y se esperaba que consiguiera una regularidad que le permitiera afianzarse en el primer equipo.

Al comienzo de la temporada se le pudo notar fuera de ritmo e incómodo en la posición de mediapunta, luego vinieron los problemas físicos y a esto se le sumó el gran estado de forma del croata Luka Modric; un aspecto que le ha jugado en contra al noruego, pues se le está dificultando ver minutos de forma constante (hasta el momento solo ha jugado 232 minutos).

La última titularidad de Odegaard con el equipo merengue por LaLiga fue en el empate 1-1 ante el Villarreal en la 10ª jornada (jugó 65 minutos). Después de aquel enfrentamiento, sólo disputó 21 minutos en la derrota (1-2) ante el Deportivo Alavés y ahora 5 contra el Celta. Además, antes de sufrir la lesión muscular el pasado 07 de diciembre, se quedó en el banquillo en la victoria por la mínima frente al Sevilla (0-1) y en 3 ocasiones más después de superar sus molestias físicas (en los triunfos 1-3 y 2-0 ante el Eibar y Granada, respectivamente  y  en el empate 1-1 con el Elche). 

Odegaard está llamado a ser uno de los mejores jugadores del mundo en su posición, pues posee mucha visión de juego, técnica y cambio de ritmo, sin embargo, hasta el momento no ha podido demostrar toda su valía y podría estar perdiendo una oportunidad de oro para dar ese salto de calidad que necesita y así afianzarse en el primer equipo. Por ahora le toca ver todo desde el banquillo, ya que para Zidane el tridente en la medular que más le llena de confianza es el que conforman Kroos, Casemiro y Modric.


Su salida es poco factible 

El volante noruego para esta temporada estaba llamado a disputarle el puesto a Luka Modric, pero el enorme e inesperado rendimiento del croata ha mermado las opciones de participación de la joven promesa. No obstante, Martin se encuentra en pleno crecimiento y sabe que en una temporada tan cargada de partidos con poco margen de descanso tendrá varias ocasiones para desplegar todo su potencial. 

Sin embargo, si todo sigue de la misma manera, varios equipos podrían estar interesados en hacerse con los servicios del jugador, y uno de ellos es la Real Sociedad, su ex equipo. La directiva de dicho club estaría planteándose el regreso del noruego para este mercado de invierno, pues quieren reforzar su plantilla con el objetivo de pelear el título de la Europa League y clasificarse a la próxima edición de la Liga de Campeones. Martin necesita de minutos pero su salida, al menos a un corto plazo, se ve muy poco probable.