| 26 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Marcos Llorente regresó al Atlético después de dos lesiones musculares.
Marcos Llorente regresó al Atlético después de dos lesiones musculares.

El Atleti derrota a Osasuna con un único disparo a puerta en todo el partido

Un gol de Felipe de cabeza tras el enésimo saque de esquina rojiblanco da al equipo de Simeone una trascendental victoria en el minuto 86.

| Agustín Díaz Deportes

En realidad hubo dos disparos más, ambos en el tiempo de prolongación, pero el Atlético de Madrid acaba de conseguir una importantísima victoria frente a Osasuna (1-0), gracias a un gol de cabeza de Felipe en el minuto 86 de un encuentro gris. 

Dio Simeone descanso a aquellos jugadores que se cruzaron medio mundo para jugar al fútbol en los últimos días. Se guardó a Jiménez en el banquillo y recurrió a Luis Suárez y a Rodrigo de Paul mediada la segunda parte, cuando las cosas estaban bastante nubladas. Por contra, el Atlético salió de inicio con Llorente y Lemar en la media, dos de los jugadores a los que más ha echado de menos en los últimos partidos. 

Osasuna, mientras tanto, a lo suyo. Presionando mucho más arriba que en el empate conseguido hace semanas en el Bernabéu y con esa pinta de equipo absolutamente fiable que, una temporada más, no pasará ningún problema para mantenerse en Primera. Porque, además de defender de manera excepcional, tiene tres delanteros en su plantilla, Kike García, Chimi Avila y Budimir, que no los poseen clubes de mucho mayor presupuesto. 

La primera parte fue bastante tostón, la verdad. Sin apenas oportunidades, en ningún momento se supo qué equipo era el teórico favorito del encuentro ni cuál de los dos se jugaba más en el envite. Era el mismo, claro, el Atleti, pero el equipo de Simeone está en ese momento de la temporada en el que hay poco brillo y hay que agarrarse a los triunfos, por agónicos que sean. 

Algo cambió en la segunda parte, pese a que el técnico argentino no realizó ningún cambio tras el descanso. Pero el equipo puso mucho más ahínco y logró que Osasuna retrocediera para defender veinte metros más atrás. Y así llegaron 200 centros al área de todos los colores, pero un único destinatario, David García, que parecía Superman despejando todo lo que le llegaba. Además, el Atleti se equivocaba ya que eran Correa y Griezmann, nada gigantes de estatura, los destinatarios de esos balones. 

El reloj corría y el dominio rojiblanco se hacía cada vez más y más acentuado, pero el portero rojillo, Sergio Herrera, aún no había hecho ninguna parada. Con Luis Suárez, De Paul, Kondogbia y Cunha en el campo, el Atleti lo siguió intentando. Y llegó el minuto 86 cuando, en el enésimo saque de esquina a favor, Felipe se adelantó a la salida de Herrera y cabeceó a las mallas un estupendo córner lanzado por Carrasco. Era el primer lanzamiento a puerta del Atleti en todo el partido y era gol. Simeone respiró tranquilo. 

 


Pero aún quedaba tiempo para que Oblak salvara un grandísimo disparo de Roberto Torres en el 91, para que Carrasco, sin portero, estrellase en el palo un lanzamiento desde 40 metros y para que el propio belga lanzara, sin consecuencias, el tercer disparo del Atleti en todo el encuentro.