| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sira Martínez y Luis Enrique
Sira Martínez y Luis Enrique

Sira Martínez, hija mediana de Luis Enrique, habla de la muerte de su hermana

La joven de 20 años, que acaba de ganar el oro en el Campeonato de España de Saltos en su categoría, comparte en Vanity Fair, entre otras cosas, cómo vivió la pérdida de la pequeña Xana.

| Redacción Deportes Deportes

Ayer hablábamos del gen ganador de Sira Martínez, hija mediana de Luis Enrique, tras proclamarse Campeona de España de Saltos en la categoría de jóvenes jinetes. Una mentalidad como la de su padre: competitiva y ambiciosa. Hoy hay que destacar su lado más humano, que ha compartido en una entrevista en Vanity Fair

En ella, Sira ha hablado de la muerte de su hermana pequeña Xana, que falleció el 30 de agosto de 2019 de un cáncer de huesos. Tenía, recordemos, nueve años y su enfermedad obligó a Luis Enrique a abandonar la Selección para centrarse en su cuidado.

"Soy muy sensible, pero cuando tengo que ser fuerte también lo soy. Lo que he vivido con mi hermana me ha hecho ver la vida de otra manera. Antes me agobiaba ante el mínimo problema. Ahora me paro a pensar que hay que vivir y disfrutar de cada momento. No se sabe cuándo va a ser nuestro final. Intento sobrellevarlo bien y sacarle el lado positivo a todo", confiesa Sira. 

Sobre su padre, reconoce que, tal y como él mismo muestra en público, "tiene carácter, pero es muy familiar. Le encanta reunirnos a todos delante de la chimenea y jugar a las cartas, por ejemplo. Y viajar. En Navidad siempre nos vamos fuera". En cuanto al parecido competitivo con él, sostiene que "sabe qué actitud hay que tener en el deporte. Yo soy como él: si hay algo que quiero, voy a por ello", aunque con la sinceridad por bandera, reconoce que "al principio a mis padres no les gustaba el universo del caballo, aunque ahora disfrutan y le apoyan". 

En este mundo es como se imagina en el futuro: "En mi finca, compitiendo y criando caballos", concluye.