| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Varias jugadoras de la selección celebran la victoria ante Estados Unidos.
Varias jugadoras de la selección celebran la victoria ante Estados Unidos.

España gana a la mejor selección del mundo por primera vez en su historia

El combinado nacional de fútbol femenino se impuso (2-0) en El Sadar y con récord de público, al equipo de Estados Unidos, en un amistoso en el que golearon la debutante Codina y Esther.

| Agustín Díaz Deportes

Cuando nadie se lo esperaba, España consiguió una auténtica proeza. Fue en un amistoso, sí, pero por primera vez en toda la historia la selección nacional de fútbol femenino consiguió vencer a la de Estados Unidos, la absoluta dominadora de la disciplina en los últimos tiempos. Fue por 2-0 y ocurrió en el estadio del Sadar, en Pamplona, con la afluencia de 11.209 espectadores, récord absoluto en la historia de la selección española. 

Sin ninguna de las, en teoría, mejores jugadores de España, Jorge Vilda cambió su esquema y reforzó la defensa, situando a tres centrales para hacer frente a la esperable salida ofensiva del equipo de Estados Unidos. Esta se produjo y la selección hizo todo para soportarla de la mejor manera posible. Misa, la portera del Real Madrid, pasó sus apuros en los primeros compases del encuentro, pero, poco a poco, el partido se fue nivelando. 

España se lo fue creyendo cada vez más y, en el minuto 39 de encuentro, un córner botado por Zornoza fue aprovechado tras un barullo por Codina para mandar el balón al fondo de la red. La blaugrana debutaba en Pamplona con la camiseta de la selección y ni en sus mejores sueños podría haberse imaginado un estreno similar. 

Con 1-0 en el marcador concluyó una primera parte, que acabó siendo una estupenda demostración de rebeldía a cargo de la nueva selección española. Tras el descanso, el encuentro continuó por los mismos derroteros, incluso con el equipo de Vilda poniendo más cerco ante la portería estadounidense, con estrellas de este deporte, como Megan Rapinoe, completamente superada por el buen juego hispano. 

El gol de la tranquilidad llevó la firma de la madridista Esther González que, en minuto 73, remató al fondo de la red con seguridad un centro de Oihane. Fue una victoria importantísima para dar moral a una selección, que ya el viernes pasado empató con Suecia y que en Pamplona ha roto con una maldición histórica, posiblemente en el peor momento de su aún corta existencia entre la élite del fútbol femenino.