| 19 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Piqué celebra el primer gol
Piqué celebra el primer gol

El Barça demuestra ante la Real Sociedad que hay vida más allá de Messi

El conjunto azulgrana fue superior a los donostiarras y estrenó el curso con una victoria (4-2). Piqué, Braithwaite (2) y Sergi Roberto, goledores. Lobete y Oyarzabal marcaron al final

| Adrián A. García Deportes

Era la primera presencia del Barcelona sin su estrella, el primer partido de la era ‘postMessi’ y en la grada del Camp Nou había expectación por ver a su equipo. Pues bien, todos aquellos que vieron el encuentro ante la Real Sociedad ya tendrán ganas de que llegue el siguiente. Los de Koeman vencieron (4-2) y convencieron.

La puesta en escena no pudo ser mejor. Las llegadas se sucedieron desde el pitido inicial, el Barça se mostró muy activo con y sin balón y desdibujó por completo a la Real Sociedad. Memphis vaticina espectáculo, Griezmann juega liberado y Braithwaite muestra que tiene sitio en esta plantilla. Los tres fueron demonios para los defensas donostiarras y no escatimaron esfuerzos a la hora de defender.

Durante los primeros 20 minutos, el Barça generó varias acciones de peligro que no acabaron el gol por poco, incluido un remate de cabeza de Griezmann al larguero en el minuto 11. Y de esa forma, con la testa, iba a abrir el marcador el conjunto culé. Una falta lejana perfectamente ejecutada por Memphis encontró a Piqué, libre de marca, para hacer el 1-0.

Con el primer tanto, el Barcelona bajó el intenso ritmo que había mantenido hasta el momento, aunque siguió sin permitir que la Real Sociedad merodeara las inmediaciones de Neto, un espectador de lujo cuyo mayor trabajo fueron los envíos largos a Braithwaite y Memphis.

Y cuando el descanso asomaba en el horizonte, el danés tuvo el premio a su trabajo con el 2-0. De Jong percutió por el sector derecho y vio al delantero libre de marca en el segundo palo. Braithwaite cabeceó con todo para aumentar la renta antes del paso por los vestuarios.

En la primera acción de la segunda mitad, el colegiado anuló el gol de Griezmann por fuera de juego claro de De Jong. Poco después, Jordi Alba remató contra el palo un mano a mano con Remiro. La Real Sociedad tuvo más balón que en la primera parte, pero sus intentos sobre el arco de Neto fueron muy tímidos.

Que llegara el tercero de los locales era cuestión de tiempo. Buena asociación de Memphis y Jordi Alba en banda izquierda, centro del lateral que rechazó Remiro y el esférico le cayó a Braithwaite para reventarlo contra la red.

Pero el fútbol es de naturaleza incierta y cualquier acción puede cambiar un partido. En el minuto 81, Barrenetxea parecía que se iba hacia un callejón sin salida, pero encontró un pasillo para habilitar a Lobete, que cruzó ante Neto para recortar diferencias. Tres minutos después, Oyarzabal puso el 3-2 con un sobresaliente lanzamiento de falta y llevaba la incertidumbre al marcador.

Sin embargo, en el tiempo añadido Sergi Roberto se encargó de echar el candado al encuentro al culminar una contra dirigida por Griezmann y asistida por Braithwaite. Al final, 4-2 y la demostración de que el Barça puede funcionar sin Messi.