14 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Alejandro Valverde, a punto de iniciar la contrarreloj de la última Vuelta al País Vasco.
Alejandro Valverde, a punto de iniciar la contrarreloj de la última Vuelta al País Vasco.

¿Puede Valverde volver a ganar alguna clásica de las Árdenas?

Este domingo comienza el triplete mítico de las Árdenas, Amstel Gold Race, Flecha Valona y Lieja-Bastogne-Lieja, y, a sus 41 años, Alejandro Valverde continúa siendo uno de los favoritos.

| El Tío del Mazo Deportes

Alejandro Valverde cumplirá 41 años el día en el que podría ganar su quinta Lieja-Bastoña-Lieja. Hacerlo no le convertiría en leyenda, porque ya lo es, pero abriría muchas bocas en España y gran parte del extranjero.

Porque a su edad, ni siquiera es normal que esté compitiendo. Joaquim Rodriguez, “Purito”, hace 5 años que se retiró. Alberto Contador hace 4. Y ya no hablamos de los rivales que tuvo en la primera parte de su carrera deportiva: Lance Armstrong, Michael Rasmussen, Roberto Heras…

Y sin embargo, el murciano, que alargó una temporada más su retirada para poder competir en sus quintos Juegos Olímpicos consecutivos, está rindiendo a un nivel excelente en 2021. En Estella logró su primera victoria, ante rivales de la talla de Mollema, Lutsenko o el también incombustible Luis León Sánchez. Y la buscó en Catalunya, atacando desde lejos en la primera etapa pirenaica, y en Arrate (País Vasco), solo superado por Roglic y Gaudu.

Se le ha visto por encima de sus compañeros de equipo (Enric Mas y Marc Soler) y también por delante de rivales más jóvenes como Nairo Quintana, Mikel Landa, Esteban Chaves o Hugh Carthy.

Pero claro, ganar una clásica de las Árdenas no es ganar cualquier cosa. Que se lo digan a él, que ha ganado hasta 9 veces, convirtiéndose en uno de los mejores especialistas de la historia en unas carreras que hasta tienen argot propio: el de los ardeneros.

Los ardeneros son ciclistas cuyo hábitat natural son las pequeñas cotas con pendientes duras. El máximo ejemplo es, como no, Alejandro Valverde, pero también entran en esta categoría Julian Alaphilippe (el nuevo Valverde), Philippe Gilbert, Michal Kwiatkowski o Dan Martin. Y por supuesto, también Van Aert y Van der Poel, porque esa gente hace de todo.

Salvo Gilbert, ganador de 4 monumentos, todos están muy por debajo de la edad del ciclista de Movistar. Y son, por tanto, mucho más favoritos. En las casas de apuestas aparecen todos (o casi todos) por delante del murciano. Incluido Primoz Roglic que, aunque no es propiamente ardenero, también le pega a todo y estará en la salida de la Amstel Gold Race.

Así que sus posibilidades de ganar son escasas, pero no nulas. Depende del factor sorpresa y de que se confíen los rivales. No en vano, fue así como Philippe Gilbert ganó el Tour de Flandes en 2017, con un ataque en solitario a 55 kilómetros de meta. Era por entonces ya una vieja gloria y sus rivales le dejaron coger ventaja. Lo vieron en meta.

Lo bueno de Valverde en 2021 es que ya se ha quitado la presión con su victoria en Estella. Está aquí para disfrutar y hacernos disfrutar, y su única baza (ya no puede ganar en un sprint reducido a Alaphillipe y Van Aert) es algún ataque valiente como el que estuvo cerca de salirle bien en la Volta a Catalunya. Y otro punto a su favor, el ciclismo de los bestias no es infalible.

Van Aert, Van der Poel y Alaphilippe no siempre ganan. Son jóvenes, cometen errores, se vigilan unos a otros y al final son otros ciclistas como Stuyven o Pidcock los que se llevan al gato al agua. Así que, ¿por qué no confiar en un triunfo de Valverde?

Arrancan tres días de ensueño para los aficionados al ciclismo. Amstel Gold Race (18 de abril); Flecha Valona (21 de abril) y Lieja-Bastoña-Lieja (25 de abril). Las últimas Árdenas del Rey. Que llega mayor, sí, pero en excelente estado de forma y capaz de hacernos soñar una vez más con la victoria.