04 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Chris Nikic participará en el Mundial de 2021.

Cuando el síndrome de Down no es obstáculo para el Mundial de IRONMAN

Chris Nikic, el primer triatleta con síndrome de Down en terminar un IRONMAN, participará en el Campeonato del Mundo, que se celebrarán en Hawai en octubre.

| Gabriel García Deportes

Su nombre quedó impreso para siempre en la historia del deporte el pasado 7 de noviembre. La hazaña, en la que el joven triatleta americano de veintiún años superó los 3,8 kilómetros a nado, los 180 kilómetros en bicicleta y los 42,2 kilómetros corriendo, tuvo lugar en el IRONMAN de Florida. Durante toda la prueba le acompañó su entrenador, el experimentado triatleta de larga distancia Dan Grieb, y la persona con la que cruzó la meta, consiguiendo este récord Guinness.

Eso sí, no estuvo exenta de emoción hasta el último momento, ya que Chris necesitó de 16 horas, 46 minutos y 9 segundos para completar los 226 kilómetros. Al no contar con ningún tipo de privilegio, si hubiera tardado más de 17 horas, el tiempo no habría quedado homologado. 

El camino hasta realizar este apasionante reto no fue nada fácil. A los cinco meses le intervinieron a corazón abierto, hasta los cuatro años no aprendió a caminar, su primer alimento sólido lo tomó a los cinco años y con diecisiete se sometió a diversas cirugías de oído.

Chris comenzó a competir hace cinco años, pero no pudo volver a entrenar hasta el pasado año, cuando apenas era capaz de hacer un largo en la piscina, correr 100 metros o pedalear alrededor de su manzana. "He pasado de casi no poder hacer nada a terminar un triatlón de larga distancia",  declaró Nikic.

Desde que empezó a practicar triatlón, sus profesores y familiares percibieron mejoras relevantes en su rendimiento intelectual. Una tarea que solía tardar hasta un mes en finalizarla, podía resolverla en dos o tres días tras incluir los entrenamientos en su rutina diaria. "Tener síndrome de Down significa que tengo que entrenar más que todos los demás. He aprendido a trabajar más duro en la vida, y eso me ha ayudado a estar listo para el IRONMAN".

Gracias al ejemplo que supuso para el resto de los atletas del planeta y tras haberse convertido en una inspiración para los demás, la franquicia IRONMAN le ha brindado la oportunidad de participar en el Campeonato del Mundo de 2021, que tendrá lugar en Kailua-Kona, Hawaii, el próximo octubre.

Tendremos que esperar varios meses para verle compitiendo junto a los mejores triatletas del planeta, pero hasta entonces estamos convencidos de que seguirá poniendo en práctica su filosofía de "ser un 1% mejor cada día".

¡Ánimo, Chris!