| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Juancho Hernangómez, luchando por un balón con turco Sengun.
Juancho Hernangómez, luchando por un balón con turco Sengun.

España, primera de grupo tras vencer a Turquía en su mejor partido del Europeo

El combinado nacional se impone (69-72) con una estupenda actuación coral basada en una muy buena defensa y con un final emocionante. España jugará octavos el sábado ante Lituania.

| José Solana Deportes

Turquía era, sin duda, el rival más potente del grupo y España jugó el mejor partido de lo que va de Europeo de baloncesto para ganar por 69-72 después de un muy emocionante final. Con este triunfo en la última jornada, el equipo nacional certificó su primer puesto y jugará el partido de octavos el sábado en Berlín ante Lituania, que se hizo con el cuarto puesto del grupo B al derrotar a Bosnia. 

España había ganado sin ningún problema a Georgia, Bulgaria y Montenegro y había tropezado de manera sorprendente ante Bélgica, pero ninguna de las victorias conseguidas fue tan importante y meritoria como la que acaba de lograr ante Turquía. Hombre por hombre, el conjunto otomano es superior al español, pero el equipo de Scariolo jugó como un auténtico equipo, consciente, además, que no podía contar con Rudy Fernández, lesionado ayer ante Montenegro. 

Osman, Korkmaz o Sengun son extraordinarios jugadores y qué decir de Shane Larkin, el mejor base de toda la Euroliga. Los tres primeros estuvieron a un nivel notable, pero el estadounidense nacionalizado turco estuvo incómodo durante todo el encuentro, principalmente por el buen trabajo defensivo del equipo nacional. 

El partido fue siempre igualado: 17-18 al final del primer cuarto, 34-38 en el descanso y 50-56 en el tercero, pero todos esos parciales fueron dominados por España. Lo mejor del equipo de Scariolo fue la variedad de jugadores que fueron sosteniendo al conjunto. El primero fue Willy Hernangómez, que anotó los primeros 9 puntos del equipo. Le suplió su hermano Juancho, con otros 8 y su relevo lo cogió un muy sorprendente Sebas Saiz, autor de unos fantásticos minutos al borde del descanso. Usman Garuba también tuvo su minutos de gloria y el único que no brilló fue Brizuela, desaparecido en ataque y con una ridícula eliminación por una técnica cuando le había sido indicada la cuarta falta personal. 

El encuentro entró en su recta final muy igualado, aunque con España siempre por delante. Un extraordinario robo de Alberto Díaz a falta de 30 segundos para la conclusión fue absolutamente premonitorio para lo que sería el final: una más que meritoria victoria española. En las estadísticas, el más español más destacado volvió a ser Willy Hernangómez, con 15 puntos y 7 rebotes en su haber y eso que estuvo muchos minutos en el banquillo amenazado por las personales.