| 17 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Xavi Hernández, junto a su hermano Óscar, técnico ayudante, en un encuentro de la presente temporada.
Xavi Hernández, junto a su hermano Óscar, técnico ayudante, en un encuentro de la presente temporada.

¿Ganó el Barcelona? Escuchando a Xavi y a Laporta es lo que parece, pero no

Tanto el entrenador como el presidente mostraron su orgullo por la forma en la que el equipo blaugrana perdió frente al Real Madrid en la primera semifinal de la Supercopa de España.

| Agustín Díaz Deportes

Si algún extraterrestre hubiera bajado a la Tierra podría haber pensado perfectamente que el equipo que había vuelto a España después de haber caído eliminado de la Supercopa había sido el Real Madrid y no el Barcelona, como así sucedió

Cierto fue que el equipo blaugrana presentó batalla al destacadísimo líder de la Liga y que, incluso en determinados momentos de la emocionantísima semifinal, estuvo por encima de un conjunto blanco, que acabó agotado, pero que casi siempre fue por delante en el marcador y sin alterar su plan de salida: ganar al Barcelona a la contra. Y así lo hizo. 

Es evidente que, salvo la primera media hora, la imagen que dio el Barça fue buena. Que nada tuvo que ver con esa que tanto se veía con Koeman en el banquillo y que, ya con Xavi dirigiendo, ha quedado patente en infumables partidos como los disputados en Mallorca o Granada, sin ir más lejos. El regreso de estupendos jugadores como Pedri o Ansu Fati fueron determinantes para la buena imagen de un equipo en el que también destacó Dembelé y en el que a Xavi Hernández no le salió demasiado bien la sorpresa que preparó con la titularidad del debutante Ferrán Torres después de tres meses sin jugar. 

Pero, no lo olvidemos, el Real Madrid será el equipo que el próximo domingo disputará la final de la Supercopa frente al equipo que se imponga esta noche (20:00 horas) en el duelo que medirá al Atlético de Madrid, vigente campeón de Liga, y el Athletic Club, subcampeón de Copa. Porque, escuchando a Xavi Hernández en la rueda de prensa posterior al partido, pareciera justo lo contrario. 

 

 


"Fuimos mejores que el Real Madrid, aunque no supimos parar sus transiciones", comentó el técnico de Terrassa, que aseguró que "hemos competido contra el Real y hemos sido superiores en muchos minutos". En el vestuario este discurso triunfalista fue aún más exacerbado. Según publica AS, Xavi se dirigió a sus jugadores diciéndoles lo siguiente: "Ha sido una lástima porque les hemos tenido en nuestras manos. Hemos competido al máximo nivel y hemos merecido pasar. Nos hemos quitado todos los miedos y complejos, hemos sido superiores al Real Madrid. Pensad que les hemos tenido contra las cuerdas, estaban sufriendo, lo estaban pasando mal, está claro que hemos vuelto y ya podemos competir de tú a tú con cualquiera". 

 


En semejantes términos se empleó el propio presidente, Joan Laporta, al entrar en el vestuario blaugrana para arengar a sus jugadores. "Todos los culés estamos orgullosos de ser del Barça, más que nunca. Habéis estado valientes y es un orgullo", comentó el dirigente blaugrana, que indicó al propio Xavi, "este es el camino, míster". 

Por su parte, Mateu Alemany, el director de fútbol del Barça, fue preguntado por si el partido había sido un punto de inflexión en la presente temporada. "Puntos de inflexión perdiendo, no, pero este partido demuestra el potencial que tiene este equipo y el proyecto que tenemos en la cabeza", reconoció.