| 06 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Melero López, mostrando una tarjeta en el Real Madrid-Girona.
Melero López, mostrando una tarjeta en el Real Madrid-Girona.

El Madrid se indigna con los arbitrajes y hasta Michel le da la razón

El equipo blanco se ve claramente perjudicado por la actuación de Melero López y el técnico del Girona admite que el gol de Rodrygo, que hubiera sido el 2-1, debió haber subido al marcador.

| Agustín Díaz Deportes

Hasta a Carlo Ancelotti, tipo cauto y educado siempre, se le vio algo fuera de sus casillas a la conclusión del encuentro que Real Madrid y Girona empataron en el Bernabéu. "No me gusta mucho hablar de esto", comenzó diciendo el italiano cuando le preguntaron en rueda de prensa por la actuación de Melero López, pero siguió: "con respecto a la mano de Asensio, es algo bastante claro: no le da en la mano, sino en el pecho. Es verdad que tenía el brazo algo arriba y si le hubiese dado, entendería las dudas. Pero no ha sido el caso, se lo han inventado. En cuanto a lo de Rodrygo, sí es algo debatible. El problema es que ambas, todo, ha llegado en un momento clave. No hicimos un fútbol espectacular, pero el partido estaba encarrilado hasta lo de Asensio". 

Tampoco se calló otro rey de la cortesía y el saber estar, Emilio Butragueño, que acertó a tildar el arbitraje de "sorprendente, no sólo las decisiones... sino todo el partido, hoy tuvimos todo en contra". Y el propio Real Madrid, desde su página web, tituló la crónica del partido con un concluyente: "Un polémico arbitraje impide la victoria del Madrid”. 

Las jugadas que provocaron la indignación madridista fueron un penalti por manos de Asensio que, ni siquiera en las repeticiones se aprecia con claridad, y un gol anulado a Rodrygo por arrebatarle el balón al portero del Girona cuando este, en principio, lo tenía entre sus manos. 

Esta segunda jugada, también absolutamente decisiva en el devenir del encuentro, encontró un aliado que ni el Real Madrid podría esperar. Y es que el propio técnico del Girona, el vallecano Míchel, reconoció que, para él, ese gol tenía que haber subido al marcador y lo comparó con el que le anularon a su equipo, por el mismo motivo, en la anterior jornada en Almería y que le impidió culminar una remontada. 

"Yo pienso que es gol", aseguró Míchel. "Ya lo dije después de Almería. Pero la regla dice que es falta. Es lo que nos pasó en Almería. Si la regla está así... Pero es un rechace, habría que revisar la regla. La realidad es que si nos pitaron falta allí, es falta hoy". Y, sobre el penalti, el técnico del Girona aseguró que "me dicen los jugadores que es muy claro. Ya sabemos cómo son las manos, si es una situación anormal, fuera de contexto... Son situaciones que nos han beneficiado”. 

El malestar madridista con Melero López se acumula al ya existente en jornadas anteriores cuando, por ejemplo, al Real Madrid le anularon tres goles en Elche, o cuando el sevillista Papu Gómez no fue expulsado a causa de una entrada durísima a Valverde, que casi le deja sin Mundial.