| 01 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El Cholo Simeone durante el Cádiz-Atlético de Madrid.
El Cholo Simeone durante el Cádiz-Atlético de Madrid.

El Atlético y una nueva temporada de transición...¿un futuro con o sin el Cholo?

El conjunto colchonero no está viviendo su mejor temporada y recuerda a la 19-20, en la que Simeone hablaba de un año de transición tras haber perdido a los pesos pesados del vestuario.

| Alberto Marrero Deportes

Hace no mucho tiempo, en la temporada 19-20, el Cholo Simeone hablaba de un año de transición. Ese verano el cuadro colchonero venía de perder a la mayoría de los hombres de confianza del técnico argentino como fueron Godín, Juanfran, Filipe Luis, Griezmann o Lucas Hernández. Volviendo al presente, en el Atlético de Madrid parecen vivir un curso similar, aunque más que por la marcha de gente importante es por la pérdida de la identidad cholista.

Los últimos días han sido complicados en el Atlético de Madrid. Los rojiblancos no están siendo capaces de seguir la estela de Real Madrid y Barcelona porque siempre acaba llegando un mazazo inesperado, como la derrota contra el Cádiz por 3-2. A esto habría que sumarle la eliminación de la Champions y la no asegurada participación en la Europa League, que se la jugarán en Oporto.

En pleno mes de noviembre el Atlético se jugará su primera final de la temporada y lo hará en un ambiente tenso. Las miradas están puestas sobre los futbolistas y también en un protagonista que nunca se las había llevado: el Cholo Simeone. Del bonaerense nunca se había dudado, sí criticado algunas decisiones o el estilo, pero nadie se preguntaba si era la hora de que se produjese un cambio de aires en el banquillo o no.

Falta de intensidad

Si algo ha caracterizado al Atlético durante esta última década era que se seguía a rajatabla la filosofía cholista. Si alguien no se adaptaba le enseñaban la puerta. Los futbolistas plasmaban las ideas y la intensidad del entrenador sobre el verde en cada partido y fuese cual fuese el resultado, el público no podía reprochar nada a ningún jugador ni al cuerpo técnico porque habían demostrado dar hasta la última gota de sudor en el rectángulo de juego.

Ahora parece que la dinámica está cambiando y la solidez defensiva, intensidad y concentración durante todo el choque están brillando por su ausencia. Tal vez la idea del Cholo Simeone no esté calando, puede ser que los futbolistas que tiene a sus órdenes no se ajustan a sus ideas, quizás algunos jugadores están cansados de él o, simplemente, ha llegado la mala racha en el peor momento y se está teniendo mala suerte, como ya ha sucedido en otras ocasiones.

Que el Atlético de Madrid es un equipo sufridor no lo discute nadie. Eso ha sido así con el Cholo y sin él, pero la fragilidad defensiva o la falta de concentración no es sinónimo de sufrir. Cuando tocaba pasarlo mal los jugadores se unían y achicaban el peligro como fuese. No se partía el equipo, dejando un metros entre líneas. No se paraba de presionar hasta recuperar un balón. Cada balón dividido se peleaba como si fuera el último. De todo esto, queda poquito.

Recuerdo a los ídolos pasados

Es por ello que en los últimos días los aficionados del Atlético de Madrid han utilizado las redes sociales para recordar a figuras como Gabi, Godín, Fernando Torres, Tiago, Juanfran, Filipe Luis e, incluso, Arda Turan para rememorar los buenos años del cholismo. La hinchada echa de menos en algunos futbolistas actuales el compromiso, la garra, la intensidad y las ganas que los citados anteriormente ponían en cada encuentro.

Ya Simeone fue claro tras el choque ante el Leverkusen: "Seguiré insistiendo mientras tenga la posibilidad de estar en este club de conseguir la Champions que nos falta". Un claro mensaje a que no piensa irse antes de que concluya su contrato en 2024, pero viendo lo visto, esta temporada la puede aprovechar de transición para que su mensaje, su palabra, su filosofía y su religión que sigue teniendo a miles de colchoneros de adeptos vuelva a ser fuerte en el vestuario.