| 21 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Samuel Lino y Miguel Ángel Gil Marín, durante la presentación del brasileño
Samuel Lino y Miguel Ángel Gil Marín, durante la presentación del brasileño

Samuel Lino, segundo fichaje del Atlético de Madrid

Después del anuncio de Witsel, el cuadro rojiblanco ha presentado a su nueva incorporación para la próxima temporada, el atacante brasileño procedente del Gil Vicente

| Alberto Sánchez Deportes

El Atlético de Madrid ha sorprendido a todos con el anuncio del fichaje de Samuel Lino. El extremo brasileño, un desconocido para el gran público, se ha convertido en la segunda incorporación de cara a la próxima temporada después del belga Axel Witsel. Lino aterriza en el Wanda Metropolitano procedente del Gil Vicente portugués, con el que ha disputado 99 partidos en tres temporadas con un bagaje de 26 goles y cinco asistencias.

 

Según ha explicado el club en su nota de prensa, "Samuel Lino es un futbolista polivalente que puede desempeñar su juego en ambas bandas, destacando por su velocidad y su gran capacidad para encarar a los defensas rivales".

"Estoy muy feliz de estar aquí en el Atlético. Significa mucho para mí. Es un sentimiento muy grande, de mucho orgullo. No tengo palabras para describir este momento. Cuando empecé a jugar de pequeño siempre soñé con los grandes clubes y venir al Atlético fue cumplir ese sueño y me ha hecho muy feliz porque desde pequeño he soñado este momento y solo puedo estar agradecido", dijo Lino al canal oficial del club.

 

El extremo brasileño ha firmado por cinco temporadas y se ha convertido en la segunda cara nueva -tercera si contamos a Morata- del Atlético de Madrid para la nueva temporada, pero a buen seguro no será la última. El club está muy pendiente de reforzar el lateral derecho, posición para la que cuenta con varios nombres como Nahuel Molina, Emerson o Maffeo. Sin embargo, lo primero que debe hacer es aligerar carga, y es que necesita 40 millones de euros para poder inscribir a los nuevos jugadores.