| 06 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Mario Ferri saltó al estadio en el partido Uruguay-Portugal.
Mario Ferri saltó al estadio en el partido Uruguay-Portugal.

En libertad el espontáneo italiano que protestó en el Uruguay - Portugal

Mario Ferri, habitual en este tipo de protestas, fue detenido por la Policía catarí después de saltar al césped con una bandera arcoiris y fue liberado horas después gracias a Infantino.

| Agustín Díaz Deportes

Sucedió durante el encuentro que disputaron en la noche de ayer Uruguay y Portugal correspondiente a la segunda jornada del Grupo H y que vencieron los lusos (2-0). En un momento del partido, un espontáneo saltó al campo. Como es habitual en este tipo de situaciones, el realizador televisivo se cuidó muy mucho de mostrar la secuencia, aunque, afortunadamente, los fotógrafos sí que consiguieron las históricas imágenes. 

El hombre portaba, además de un logo de Superman, una bandera arcoiris y dos leyendas en ambos lados de su camiseta: un mensaje de 'Salvar Ucrania' por delante y 'Respeto para las mujeres iraníes' en la parte posterior. El espontáneo apenas pudo recorrer 30 metros antes de ser apresado por varios miembros de la seguridad del Mundial y, posteriormente, detenido por la Policía catarí. Después de unas horas detenido, fue el propio Mario Ferri, a través de su cuenta de Instagram, el que anunció que ya se encuentra en libertad.

Porque el nombre del espontáneo es Marco Ferri, un italiano acostumbrado a realizar este tipo de acciones y que ha confesado que era la tercera vez que lo intentaba en el presente Mundial de Catar. Antes, durante el Francia-Dinamarca y el España-Alemania, no lo había podido conseguir.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Mario Ferri il Falco (@marioferrifalco)

 

En unas declaraciones a RAC1, Ferri desveló que el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, le ayudó. "Tuve muchos problemas con la Policía, pero él apareció y resolvió la situación", afirmó el italiano. "Quería enviar un mensaje al mundo, han impedido que lo hicieran los capitanes, los jugadores, pero no han impedido mi mensaje", añadió Ferri, que también reconoció que esta en Catar sería la última vez que saltaba a un campo de juego para protestar. 

Marco Ferri ya apareció en el césped en los Mundiales de 2010 y 2014 y también en la final de la Champions de 2011, la que ganó el Barcelona de Messi al Manchester United. Además, su faceta solidaria no se limita a los campos de fútbol sino que este mismo año, mientras militaba en el United Sports Club de Kolkata, en la Segunda División de la India, viajó hasta Polonia para ayudar a familias de refugiados ucranianos que buscaban asilo en el país polaco.