04 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

Piqué contrata para su equipo a su segundo entrenador en el Barcelona

Eder Sarabia es el nuevo entrenador del Andorra, de Segunda División B, que ha visto cómo su entrenador ha sido destituido después de ganar y ser segundo en la Liga.

| Agustín Díaz Deportes

Gerard Piqué se está labrando a pulso una fama de trituraentrenadores en el Andorra, el club del que es dueño y que milita en la Segunda División B del fútbol español. El central del Barcelona despidió la pasada temporada a Gabri García, exjugador culé, y ahora se ha cargado también al asturiano Nacho Castro, pese a la buena situación clasificatoria del club. 

Este fin de semana el Andorra se ha encaramado a la segunda posición de su grupo tras vencer al Llagostera (2-0) y ya solo marcha por detrás del Nástic de Tarragona, el principal favorito para el ascenso. Sin embargo, el Andorra ha anunciado por sorpresa la destitución de Castro y su sustituto no es otro que Eder Sarabia; sí, sí, quien fuera segundo técnico con Quique Setién entre enero y agosto del pasado año. 

Será esta la primera experiencia como primer entrenador del hijo de Manolo Sarabia, después de acompañar a Setién tanto en Las Palmas, como al frente del Betis y del propio Barça. Curiosamente, la relación entre Sarabia y los jugadores de la plantilla blaugrana, Piqué lógicamente entre ellos, no siempre fue fácil y son recordados los comentarios despectivos procedentes del banquillo culé hacia la figura de un segundo técnico tan intervencionista como siempre fue Sarabia. 


Desde que Setién salió del Barça, ni él ni los componentes de su cuerpo técnico han vuelto a trabajar en un equipo. De hecho, el técnico cántabro tiene al club blaugrana en los juzgados por lo que, a su juicio, podría ser un despido improcedente. El cántabro llegó al Barcelona justo después de que Ernesto Valverde fuera destituido tras caer en las semifinales de la Supercopa ante el Atlético de Madrid. Su paso por el Nou Camp fue para olvidar: perdió la ventaja que mantenía con el Real Madrid en Liga y fue eliminado de la Champions, en agosto en Lisboa, en uno de los partidos más humillantes de toda la historia del Barça, el 2-8 ante el Bayern de Munich